Turismo

El pueblo de Estados Unidos al que nadie puede ir por culpa de los influencers

Un pueblo tranquilo que era ideal para la práctica del turismo, se transformó en un caos, por culpa de diferentes fotógrafos e influencers que lo coparon

Estados Unidos es uno de los países ideales para hacer turismo. De hecho, esta parte es una de las fundamentales de su economía, lo que la hace una de las más fuertes del mundo. Sin embargo, no todo es color de rosas, ya que hay un pueblo que tiene acceso restringido.

pueblo, influencers.jpg

El pueblo de Estados Unidos al que nadie puede ir por culpa de los influencers

En los últimos años el pueblo de Pomfret, localidad del estado de Vermont, se convirtió en un sitio de agrado para diferentes fotógrafos e influencers, quienes han llegado de diferentes partes del mundo para compartir las preciosidades del paisaje.

Sin embargo, esto no ha sido para nada bien recibido por los habitantes del lugar quienes, desacostumbrados al gentío, han denunciado problemas de tránsito, invasión de propiedad privada y ruidos molestos, sólo por nombrar algunas cosas.

Ante la invasión, las autoridades de este pueblo decidieron tomar cartas en el asunto. En primer lugar, restringieron el acceso a los lugares que solían ser los favoritos del turismo.

►TE PUEDE INTERESAR: El pueblo fantasma de Estados Unidos que no es apto para todo el mundo

pueblo, turismo.avif

Otra de las medidas que se tomó por el colapso de influencers fue la colocación de vallas y señales de prohibido en propiedades privadas o de alta importancia ecológica.

Por último, se ajustaron los límites de velocidad de circulación dentro del pueblo, y hasta se consideró la posibilidad de incorporar el transporte público.

Qué es lo atractivo de Pomfret, el pueblo que no permite influencers

Para el turismo, lo atractivo de este pueblo de Estados Unidos radica en sus granjas y bosques de colores vibrantes para apreciar estaciones como la primavera o el invierno.

Ya lo sabes, si quieres visitar este pueblo en Estados Unidos, será mejor que seas respetuoso y cauteloso para no molestar a sus habitantes.