Espectaculos Martes, 13 de marzo de 2018

Una muestra por la Memoria, la Verdad y la Justicia

En el marco del mes que conmemora el 42º aniversario del Golpe de Estado, la exposición buscar concientizar sobre esta fecha con pinturas, dibujos y grabados de Andrés Casciani

Andrés Casciani expone Semillas (ilustraciones digitales y pinturas sobre derechos humanos). La muestra inaugura hoy a las 20.30 en el Espacio de Arte de la Universidad Tecnológica Nacional - Facultad Regional Mendoza (J. Rodríguez 273). La entrada es libre y gratuita.La obra de Casciani abarca dibujo, pintura y grabado. Como ilustrador, caricaturista e historietista publica en diarios, revistas y libros, realizando también arte de tapa y posters para discos, teatro y cine. Este mendocino es egresado de la Escuela Provincial de Bellas Artes de Mendoza, con el título de bachiller con Orientación Artística. También es egresado de la Carrera de Artes Visuales de la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina), con los títulos de profesor de Grado en Artes Visuales y Licenciado en Artes Visuales.Ha realizado 25 exposiciones individuales. Y hasta la fecha ha participado en 60 exposiciones colectivas (Mendoza, Buenos Aires y EEUU)Como ilustrador freelance publica ilustraciones e historietas en diversos medios (digitales e impresos) de Argentina, Chile, México y España. (Diario La Nación, Diario El Sol, Revista Zero, Revista Fierro, Revista Barcelona, entre otros).En esta nota los detalles de una muestra excelente que los mendocinos podrán disfrutar hasta el próximo mes. -¿Cuál es la idea de la muestra?-La idea de la muestra es acompañar y potenciar desde el lenguaje artístico la tarea de concientización y memoria enmarcada en el mes del 42° aniversario del Golpe de Estado en Argentina.-¿En qué consiste la muestra?-Semillas concentra el aspecto más "social y político" de mi obra (aparte realizo caricaturas, historietas, pinturas, dibujos y grabados de diversas temáticas culturales y expresivas). Es una muestra itinerante que comencé a realizar en el año 2014 con motivo de la Megacausa por Crímenes de Lesa Humanidad en Mendoza. Año tras año se enriquece y agranda su patrimonio simbólico con respecto a los abusos ejercidos por el Estado con la represión ilegal y también retratando a referentes de derechos humanos, tanto a nivel nacional, como internacional.-¿Cuántas obras son?-La muestra está compuesta por tres pinturas de gran formato, El tríptico de la dignidad. Tres en mediano formato: el proyecto no cierra sin represión; seis ilustraciones digitales, una instalación de dibujos, fotografía y poesía compuesta de múltiples imágenes.-¿Cómo se compone?-Se compone de ilustraciones digitales realizadas para diversos medios de comunicación durante los últimos 5 años (revistas y libros). También de pinturas de gran formato sobre lienzo y dibujos y bocetos sobre papel.-¿Por qué Semillas?-El título hace referencia a la frase que el saber popular aplica a los desaparecidos en la Dictadura Militar argentina: "No los mataron, los sembraron". La dignidad y el humanismo no pueden acallarse, son la pulsión que nos hace humanos. Siempre que la represión tortura o desaparece a luchadores de causas humanas estos, lejos de "desaparecer", se transforman en una luz ejemplificadora.-¿Quiénes te acompañan en la muestra y por qué?-Forman parte de la exposición como artistas invitados Alber Piazza (fotógrafo) y Richard Quevedo (poeta). Junto con ellos tengo el gusto de conformar el colectivo artístico El Resplandor (de la mirada), destinado a generar material artístico multimedia de contenido humanista, social e ideológico. En este caso presentamos la instalación-collage Desechos y Humanos, compuesta por fotografías, poesía y dibujos que plasman la temática de la tortura y el abuso institucional.-Hay mucho de denuncia pero también de optimismo...-La muestra concientiza sobre los horrores que genera la sociedad al aplicar la represión ilegal, la tortura y el terrorismo de Estado como herramientas para perpetuar la concentración de recursos en pocas manos y el programa neoliberal como nuevo "campo de concentración" a nivel mundial, siendo los medios de comunicación y su pata judicial las principales armas.A su vez retrata a personajes (por ejemplo el Padre Contreras, Gandhi, El Ángel de la Bicicleta, etc.) e hitos en la lucha por la conquista de derechos y dignidad (La Marcha de la Sal, El levantamiento del Guetto de Varsovia, por ejemplo), que nos demuestran que el ser humano también es capaz de sentir empatía y luchar valientemente por la dignidad de sus semejantes.-¿Puede decirse que de alguna manera documentás una realidad adversa?-Ante el silenciamiento y censura que genera la monopolización mediática y su cerco informativo, el arte cumple también la función de testimoniar, divulgar y potenciar aquello que los poderes concentrados dominantes intentan ocultar y "desaparecer". Al neoliberalismo le incomoda en exceso la sensibilidad, la empatía y el libre pensamiento: el arte cumple en esto una función determinante de concientización y divulgación de los valores que nos mantienen "humanos".-¿Cómo es que el arte digital incursiona en tu obra?-El arte digital es un recurso que utilizo en mi faceta de ilustrador: dinamiza el plasmado de la idea plástica, facilitando la producción de obra para libros, revistas, etc. También potencia la instantaneidad del mensaje en una suerte de "fotoperiodismo ilustrado" que divulgo en redes sociales, portales de comunicación cultural, a través de lo cual interpelo a la realidad y las noticias cotidianas.-¿Pensás que con tu obra contribuís a la memoria colectiva?-Pienso que el arte permite transmitir un mensaje que va más allá de las palabras e idiomas: me permite celebrar la dignidad y la valentía, y a su vez plasmar la cara del horror cotidiano de la desigualdad y la violencia. La memoria somos nosotros, y de nuestras acciones depende el mantenernos "humanos" y no repetir las tragedias sociales como fruto de la amnesia y el lavado de cerebro que ejercen de forma incansable los medios de comunicación y su perpetuación del poder hegemónico.-¿Hay algún color que predomine en la muestra?-El rojo es recurrente en varias obras de la exposición. El rojo es muerte y sufrimiento, pero también es pasión y calor humano, es pulsión de vida y muerte, y es el fuego de la memoria que debemos mantener vivo en nosotros.Al finalizar, enfatizó: "Me parece importante que nuestra sociedad sea partícipe activa de eventos culturales y reflexivos como esta exposición: la democracia se apoya en nuestro compromiso como ciudadanos en las causas de Memoria, Verdad y Justicia, aprendiendo de los errores (y horrores) cometidos en el pasado para así poder percibir el "huevo de la serpiente" que se gesta día tras día al retroceder como sociedad al avalar torturas, asesinatos por la espalda, desapariciones etc. El arte genera belleza y poesía, pero también produce la concientización y el debate que nos mejoran como personas y nos ayudan a elevarnos más allá de los intereses meramente materiales: nos vuelve más sensibles y humanos".