Diario Uno Espectáculos Estrenos de cine
Crítica

Un lugar en silencio. Parte II: El miedo no admite gritos

Ya se encuentra en nuestras salas la continuación del exitoso filme de 2018, donde el director John Krasinski vuelve con una fórmula que ya probó como efectiva en su filme antecesor: suspenso, terror y ciencia ficción en justas dosis, combinación que mantiene al espectador al borde de la butaca durante su poco más de hora y media de duración

En 2018, la película Un lugar en silencio fue todo un suceso de crítica y taquilla. La particular visión de su director, guionista y protagonista, John Krasinski, creaba un modo innovador de trascender el género de terror con una mixtura entre éste, la ciencia ficción y el suspenso.

Era la historia de la familia Abbott, compuesta por el matrimonio -en la ficción como así también en la vida real- de Lee (Krasinski) y Evelyn (Emily Blunt) y sus tres hijos: Marcus (Noah Jupe), Regan (Millicent Simmonds) y Beau (Cade Woodward), quienes día a día llevaban adelante una exigente rutina para mantenerse en completo silencio, ya que unas criaturas están exterminando a la humanidad y es su agudo sentido del oído lo que les permite localizar a los humanos y convertirlos en sus presas. La familia Abbott se mantiene en silencio para volverse indetectable, y el hecho de que Regan sea sorda, les ha dado la habilidad de poder comunicarse entre ellos con lengua de señas.

Seguir leyendo

Foto 2 Un lugar.jpg

El estreno de esta segunda parte se postergó como tantos otros filmes por la pandemia de Covid 19, pero tras su llegada a diversos países del mundo (en Estados Unidos lo hizo en mayo de este año), se convirtió en una de las producciones más taquilleras, en un año donde el público o es reacio a volver al cine o directamente no puede hacerlo por las restricciones.

En el inicio de esta segunda parte se explica un poco el origen de la catástrofe que de un día para el otro desató la aparición de estas monstruosas criaturas, para después ubicarse temporalmente a más de un año de iniciado este cataclismo, con Emily, su bebé recién nacido, Marcus y Regan en la supervivencia diaria.

En esta oportunidad se suma como personaje Emmett (Cillian Murphy), un antiguo vecino y amigo de los Abbott, que carga sobre sus hombros su propia tragedia.

Foto 3 Un lugar.jpg

En la sucesión de enfrentamientos y escapes del filme hay un propósito narrativo superior: Regan ha descubierto que el sonido de su audífono, amplificado, puede alterar a los monstruos y exponer la parte vulnerable de su cerebro. Ella y Emmett tendrán la posibilidad de no sólo poner a salvo sus vidas, sino de encontrar una manera de exterminar a los invasores.

Foto 4 Un lugar.jpg

Menos sorprendente que su antecesora, Krasinski vuelve al manejo del sonido –o su falta de él- como parte constitutiva de la narración y un montaje (en muchas ocasiones paralelo) para agigantar el suspenso.

La hora y media de duración es un entretenimiento tan eficaz como arrollador, sin dar tregua al espectador, con escenas de acción de tan buena factura como las de su antecesora. Krasinski respalda su trabajo tras las cámaras con las actuaciones de los notables Emily Blunt y Cillian Murphy, pero también permitiendo que los jóvenes Noah Jupe y Millicent Simmonds tengan sus momentos para destacarse, sobre todo esta última porque su rol adquiere un peso más importante en esta segunda parte y la actriz (que es realmente sorda, porque Krasinski quería que fuera así no sólo por la veracidad de la actuación, sino por lo que ella podía provocar en el resto del elenco) está a la altura.

Con el éxito de estas dos películas ya se ha conformado la tercera y seguramente terminará por consolidar su lugar entre las sagas de terror más taquilleras de los últimos tiempos.

A Quiet Place Part II (2021) Tráiler Oficial Subtitulado

Temas relacionados: