Diario Uno Espectáculos
Falling Skies vuelve hoy de la mano de su “padrino”, Steven Spielberg. Así lo confesó el protagonista de la serie, Noah Wyle.

Tercera temporada de la lucha alienígena

Antonio Martín Guirado

Agencia Efe

El drama alienígena Falling Skies regresa hoy con el estreno de su tercera temporada y consolidada como una de las series de televisión más exitosas del momento, gracias en parte, según confesó el protagonista, Noah Wyle, a la mano que mece todo el producto desde la distancia, Steven Spielberg.

“Su influencia es notable, aunque no la sientas siempre de forma directa”, dijo el actor a un grupo reducido de medios, entre ellos Efe, en un encuentro en los estudios Zoic (Culver City, Los Ángeles), donde se crean los efectos visuales de la serie. “Es como el padrino más que el padre de la criatura”, añadió acerca de Spielberg, productor ejecutivo de la serie.

El estreno de la tercera temporada durará dos horas y desde las 22 tendrá lugar esta noche en simultáneo los canales TNT (423) y Space (422). Luego regresará a su horario habitual de los viernes a las 22 por TNT, mientras Space repetirá el capítulo anterior.

“Sabes que estás en manos seguras sabiendo que él está vigilando todo. Sus comentarios influyen en la redacción del guión, en la elección del reparto, la designación de los directores, el montaje, el diseño, la posproducción, los efectos visuales, el diseño de las naves y los aliens... Está encima de todo”, explicó Wyle, que ya trabajó con Spielberg en la célebre serie ER emergencias.

El actor cambió la bata de médico por el personaje de Tom Mason, un catedrático en Historia especializado en la guerra de la independencia de Estados Unidos convertido en el líder de la resistencia y  presidente de la comunidad que ha sobrevivido a un ataque alienígena.

Wyle se convirtió también en productor para la segunda temporada, lo que estrechó aún más su relación con Spielberg.

“Él va y viene, especialmente si le coincide con el rodaje de alguna de sus películas, como ocurrió con Lincoln. Pude trabajar con él directamente y recibí sus notas con los guiones directamente desde el estudio (DreamWorks). Sus análisis son los mejores que he visto jamás. Sabe exactamente adónde debe dirigirse la serie y qué debemos hacer para que siga adelante”, manifestó.

La tercera temporada de Falling Skies se inaugura siete meses después desde que los supervivientes del grupo “2nd Massachusetts” alcanzaran la localidad de Charleston, nombrada capital de los Nuevos Estados Unidos. El gobierno que lidera el personaje de Wyle ha formado alianzas con una banda de rebeldes, pero puede que no sea suficiente para hacer frente a la amenaza de los Espheni, el enemigo común.

Además, en pleno conflicto, se sumará una nueva horda extraterrestre, lo que acentuará el drama del protagonista por proteger a su familia y al bebé que viene en camino, fruto de su relación con la doctora

Anne Glass (Moon Bloodgood).

“Queremos profundizar en los conflictos personales y queremos que los retos sean aún mayores”, indicó Remi Aubuchon, productor ejecutivo de la serie.

Aubuchon reveló que el plan general es que la serie llegue a una quinta e incluso una sexta temporada si la audiencia lo permite.

“Tenemos una noción básica de adónde queremos llegar”, afirmó. “En algunos casos incluso ideas específicas de lo que queremos hacer con ciertos personajes, pero siempre nos gusta contar con esas situaciones que ocurren de repente, como el crecimiento inesperado de algún secundario. Siempre estamos abiertos a la idea de que ciertas cosas pueden modificar nuestra hoja de ruta”, declaró.

 Embed      

Seguir leyendo