Espectaculos Viernes, 12 de febrero de 2016

Scorsese y Jagger se juntan para contar el rock

No se trata de la primera colaboración creativa de la dupla Scorsese-Jagger, ya que juntos idearon "Shine a Light".

Las potencias de Mick Jagger y Martin Scorsese se unen junto a Terence Winter, surgido de la escudería Soprano, para contar la historia de la ruidosa y enloquecida Nueva York de los 70 bajo el pulso del rock en "Vinyl", una miniserie de 10 capítulos que este domingo a las 23 estrena HBO en Argentina y el resto del mundo.

No se trata de la primera colaboración creativa de la dupla Scorsese-Jagger, ya que juntos idearon "Shine a Light", el documental con el que el realizador de "Toro salvaje" y "Taxi Driver" registra un show de los Stones en el Beacon Theater de Nueva York en 2006 en el marco de la gira A Bigger Bang.

"Este proyecto tiene más de 20 años de vida, y surgió a partir del interés de Mick en filmar algo en relación con el negocio del rock and roll, que empezó a tomar forma definitiva cuando nos juntamos con Terence (Winter) y comenzamos a idearlo como una miniserie", destacó Scorsese.

Tampoco es el primer trabajo conjunto entre Scorsese y Winter, que juntos dieron vida a "El imperio del contrabando", miniserie de cinco temporadas protagonizada por Steve Buscemi que hablaba de la mafia de Nueva Orleans durante la Ley Seca, y además Winter, nombre de peso en el genial clan de "Los Soprano" creado por David Chase, fue el guionista de "El lobo de Wall Street".

La miniserie, que trae adosada una descomunal banda de sonido que se edita por separado cada viernes previo a un capítulo, emite este domingo su primer capítulo, de dos horas de duración y dirigido por Scorsese.

El lugar es Nueva York, el año 1973 y el personaje el productor discográfico Richie Finestra (encarnado por Bobby Cannavale) que en medio de una crisis personal y financiera y a punto de quebrar decide darle un giro a su vida y su empresa y meterse de lleno en la ruidosa y enloquecida movida de los años 70, cuando la ciudad era el centro del mundo.

De hecho Nueva York es uno de los personajes centrales de la historia y a lo largo de los capítulos aparecen lugares y personajes como Andy Warhol y The Factory, el refugio de intelectuales Brill Building; el mítico Madison Square Garden, que abrió sus puertas en 1968, el Mercer Arts Center, nódulo de toda la movida under donde debutaron los luego famosos New York Dolls y Suicide, impulsores del glam y el punk.

Tampoco falta el teatro The Academy of Music, donde los Stones tocaron por primera vez en Estados Unidos en 1965, el legendario estudio Electric Lady, propiedad exclusiva de Jimi Hendrix donde grabaron John Lennon, The Clash y Bob Dylan, entre otros; o el teatro Max's Kansas City, centro de la movida musical y por donde pasaron Bruce Springsteen en sus comienzos y Bob Marley entre otros.

"1973 (en que comienza 'Vinyl') fue el año en el que el punk, la música disco y el hip hop estaban siendo inventados, separados por una distancia de seis meses y de menos de cinco millas a la redonda", señaló Terence Winter para dar cuenta de la dimensión de la movida de Nueva York en ese momento.

"Fue -continúa el productor ejecutivo y cabeza creativa del envío- un período insano, en un negocio insano que fomentó un comportamiento escandaloso e irresponsable pero muy divertido".

Por su parte Mick Jagger, que quizás vea el estreno mundial de la miniserie en la que figura como uno de sus creadores y escritores desde su suite en el Palacio Duhau de Buenos Aires, dijo que la Nueva York de esa época era un lugar "maravilloso para estar".

"En esa época Nueva York era muy interesante desde un punto de vista artístico: en muchas áreas como música, pintura, literatura y danza estaban pasando cosas y eso generaba un ambiente apasionante, quizás no el mejor lugar para vivir si eras padre de familia pero si eras cantante de rock eso era el paraíso", destacó.

El modo como el mundo comienza a cambiar, el choque y la convivencia de hippies, rockstars, intelectuales avant garde, punks y liberales, así como el descontrol y la experimentación de las drogas y el sexo en uno de sus momentos más libertarios y efervescentes, junto con el descarnado negocio de la música son parte del paisaje que pinta la miniserie.

El primer capítulo de "Vinyl" (él único de dos horas) estará dirigido por Scorsese, marcando una tendencia en la que cada vez más los realizadores cinematográficos se involucran en proyectos televisivos.

Scorsese ya hizo lo mismo en "El imperio del contrabando" pero no hay que olvidar que David Lynch estuvo a cargo de "Twin Peaks", David Fincher dirigió la primera temporada de "House of Cards" y Steven Soderberg asumió con genialidad los 20 capítulos de "The Knick", protagonizada por Clive Owen, en un cruce entre cine y televisión cada vez más frecuente.

"Estamos contando la historia en el ambiente más excitante, todos los músicos que luego tuvieron trascendencia y muchos de los que escuchamos en la actualidad estuvieron ahí", resumió para la prensa Olivia Wilde, la actriz que compone a Devon, la ex mujer de Richie Finestra.

Algo de ese ambiente efervescente y siempre a punto de estallar, algo de aquel alocado mundo de los 70 y del rock and roll intenta recrear "Vinyl", que arranca este domingo por HBO como una de sus apuestas fuertes del año.

Más noticias