Diario Uno > Espectáculos > joven

Monstruo: las múltiples versiones de la verdad

Opera prima del director Anthony Mandler, este estreno de Netflix sigue a un adolescente acusado de tomar parte en un delito grave, pero lo que realmente sucedió se ve diferente según la mirada de los diferentes participantes

Estrenada en enero de 2018 en el Festival de Sundance, Monstruo se presentó oficialmente ante el público el pasado viernes a través de Netflix, de la mano de Anthony Mandler, un realizador muy conocido de videoclips (ha trabajado con Rihanna, Taylor Swift y Beyoncé, entre otros) que con este filme inicia su carrera en los largometrajes.

Basada en la novela de Walter Dean Myers, la cámara plasma la vida de Steve Harmon (Kelvin Harrison Jr.), un adolescente afroamericano de 17 años que quiere hacer de su pasión por el cine su carrera y por eso todos sus esfuerzos están aplicados en conseguir buenas calificaciones para ingresar a la universidad. Su mundo está teñido de una visión cinematográfica, donde la luz, los encuadres y personajes de su barrio en Harlem aparecen como parte del guion de su rutina diaria.

Así como su admirado director Spike Lee, Steve intenta encontrar una voz propia que le ayude a contar las historias de su gente y es allí cuando conoce a William King (Rakim Mayers), un pandillero local que le enseña a descubrir todo el potencial narrativo que cada de las personas del lugar puede ofrecerle. Como si de un pupilo se tratase, el joven absorbe los consejos de este particular mentor para enriquecer su experiencia tras la cámara.

Foto 2 Monstruo.jpg

La narración se ubica en dos líneas temporales: la que sigue la captura y encarcelamiento de Steve por su participación en el delito y lo que sucedía días antes del hecho, entre sus estudios y la tranquila vida con sus padres (interpretados por Jeffrey Wright –Westworld- y Jennifer Hudson –Dreamgirls-).

Sin que centre abiertamente en la problemática del racismo, el filme demuestra que con solo ser joven y negro, gran parte del jurado lo verá como un delincuente y lo que agravará su situación es que los diferentes protagonistas del hecho delictivo tienen versiones muy diferentes a la de Steve con respecto a lo que sucedió.

Aquí es donde el guión (responsabilidad del propio Mandler junto a Radha Blank, Cole Wiley y Janece Shaffer) muestra su “tesis narrativa”, al abordar un mismo hecho visto desde diferentes perspectivas, el denominado “efecto Rashomon” en honor a la película donde el cineasta japonés abordó este tópico con maestría. Lo explícito de este recurso está dado en que en el curso de cine al cual asiste Steve, su profesor les muestra esta cinta para analizar si existe la posibilidad de una verdad única.

Con delicado lirismo, la voz en off del joven Steve describirá el juzgado donde va a decidirse su suerte como un lugar con blancos y negros, sin grises y este es también un postulado que el filme desarrolla, los matices de la verdad, los grises de la justicia que van a decidir su destino.

Precisamente es la voz en off del joven quien lleva el relato central, lo cual a veces conspira con la fluidez de la trama, aunque no alcanza a opacar el auspicioso debut de Mandler.

Foto 4 Monstruo.jpg

Con un elenco preciso en sus roles, es Kelvin Harrison Jr. en el rol protagónico quien conmueve y deslumbra con un personaje complejo, que acompaña al espectador en este viaje para determinar si él, ese adolescente tímido y apasionado por el cine es una víctima o el monstruo que da título a la película. Una pregunta que resonará más allá de los créditos finales.

Monstruo (2021) Netflix Tráiler Oficial Subtitulado

Seguir leyendo