Películas recomendadas

"Misterio", el emotivo film francés de Netflix que se ubica entre los más vistos

Netflix estrenó el 24 de diciembre, "Misterio" o también conocida como "Los secretos de Vicky". El film francés ya se ubica entre los títulos más vistos

Por UNO

(Editado por Pablo González) Netflix estrenó el 24 de diciembre, "Misterio" o también conocida como "Los secretos de Vicky". El film francés ya se ubica entre los títulos más vistos de la plataforma de streaming. Su director es Denis Imbert, la protagonista es Shanna Keil y está basada en una historia real.

La película dirigida por Denis Imbert está basada en una historia real y trata sobre Victoria, una niña de 8 años que tras a muerte de su madre, se muda con su padre a la hermosa región de Cantal, en la zoda central de Francia, donde conoce a una criatura que podría sanar su dolor.

Durante un paseo por el bosque, un pastor le regala a la niña un cachorro llamado “Misterio”. Con este obsequio, la pequeña comienza a abrirse al exterior, sin embargo los problemas se desatan cuando Stéphane, su padre, descubre que el cachorro es en realidad un lobo y no le queda otra alternativa que separar a su hija del animal.

La film fue calificado como conmovedor y emocinante y según los críticos especializados, "muestra otras formas de encarar nuestras pérdidas”. Además, Netflix destaca que es uno de los títulos con más me gusta en la plataforma.

mis.jpg

Según relató el director, los orígenes de la película se encuentran en una conversación que tuvo con uno de los productores de la película, Fabrice Denizot. Al parecer, Denizot le contó que una vez un padre que le consiguió a su hija un cachorro que encontró en las montañas, sin darse cuenta de que en realidad era un cachorro de lobo.

Te puede interesar: El año termina con seis mujeres al mando de importantes sindicatos de Mendoza

Curiosamente, el cachorro de lobo se llamaba Mystery, y a Imbert le encantó tanto el nombre que decidió usarlo también en la película.

La pequeña Shanna trabajó con un entrenador profesional y conoció a los cachorros de lobo con los que estaría filmando cada semana. De hecho, el vínculo que compartió con ellos se convirtió es la base misma de su relación en pantalla.

Para sorpresa de todos, Imbert contó que Shanna se reencontró con los lobos después de casi un año, cuando terminó el rodaje, y la reconocieron.

Temas relacionados: