Espectaculos Miércoles, 21 de febrero de 2018

Marvel, un éxito mundial con presencia argentina

Participación. A través de la vicepresidenta ejecutiva Victoria Alonso, nuestro país tiene lugar en una de las firmas cinematográficas más importantes del mundo.

Las películas de superhéroes basadas en historietas se convirtieron en la joya de la taquilla mundial y entre ellas son las de Marvel las que reciben los mayores halagos, siendo una argentina, Victoria Alonso, uno de los motores fundamentales del éxito como vicepresidente ejecutiva.

El último estreno de la casa productora, Pantera Negra, con dirección de Ryan Coogler, fue el jueves pasado y no sólo lideró la recaudación en Estados Unidos y Canadá con 235.000 millones de dólares y en Argentina con 246.000 espectadores, sino que también cosechó críticas muy favorables en la prensa internacional, algo que no suele suceder con este subgénero de acción.

"Si bien es algo que deseamos con todas las películas, no es algo que esperamos. Si pasa, pasa; y si no, seguimos haciendo películas. Esta tiene una vida interna y externa que tiene mucho que ver con un movimiento social que responde en el mundo entero", dijo Alonso en una videoconferencia con la agencia Télam y otros cuatro medios argentinos.

Este filme es la 18ª cinta de la serie de películas más exitosa en la historia: El llamado Universo Cinematográfico de Marvel (UCM). Creado por Stan Lee y Jack Kirby para el número 52 del cómic de Los Cuatro Fantásticos, de 1966, Pantera Negra irrumpió en el entonces muy caucásico escenario de las historietas y pasó a la posteridad como el primer superhéroe de raza negra del formato dibujado.

Incluso antecedió por meses a la fundación del Partido Pantera Negra, organización socialista revolucionaria negra con mucha fuerza en Estados Unidos en los '60 y '70.

"Nosotros hicimos la introducción en Capitán América: Civil War porque es lo que nuestro mundo cinematográfico marcaba. Eso sí, para que él sea rey tiene que morir su padre, y eso pasa en otra película. Así que empezamos con la coronación de su vida y si estaba listo o no. Pensamos que eso le daba más energía a la historia", aclaró Alonso.

Nacida en Buenos Aires, Alonso comenzó su carrera en la industria de efectos visuales y llegó a ser productora en esa disciplina en cintas como Cruzadas, de Ridley Scott; El gran pez, de Tim Burton, Shrek, de Andrew Adamson, y Iron Man, de Marvel.

En 2015 fue galardonada con el Premio Muse de Mujeres en Cine y Televisión de Nueva York; también, fue la primera mujer en recibir el Premio Harold Lloyd de la Advanced Imaging Society y en 2017 fue la primera mujer en recibir el Premio Visionario en la XV edición de los Premios VES (Visual Effects Society).

Victoria Alonso.

Victoria Alonso.

-¿Fue un peso ser mujer y argentina en Hollywood?

-El peso de ser argentina nunca fue un peso. Tengo la capacidad de decir lo que quiero cuando quiero, y eso es muy argentino. Es algo que mucho no pasa acá. En reuniones hay gente que está pensando algo y la que lo dice soy yo. Eso trae consecuencias. No sé si tiene que ver ahí si fuera hombre o mujer. Hay discriminación, sí, existe en esta ciudad y en este rubro, aunque yo no lo he sentido. Cuando escuchas historias de mujeres que han estado en carrera en esta montaña, me parece que no se me hizo difícil. Yo hice muchos trabajos que nadie quería hacer, y eso no lo traje de Argentina. Yo trabajé en un restorán mexicano y de ellos y de mi mamá aprendí eso. La discriminación es real y cuanto más balance haya entre mujeres y hombres es mejor.

-¿Está cambiando eso?

-Sí, creo que va a cambiar internamente, sí. De ahí a que se vaya al cambio hay mucho trecho. Podemos hablar mucho, pero hay que hacerlo. Si te fijás lo que es esta película, es un gran cambio de lo que estamos haciendo con el criterio de inclusión y diversificar. Las decisiones que toman las mujeres son porque ellas lo quisieron. La película tuvo nueve jefas de departamento. El grupo de cineasta fue el más diverso y con mayor cantidad de mujeres al mando. Nuestro cambio es lento, de todas formas, pero está presente. En el pasado hemos hecho cambios de piel en los personajes. Antes, en las reuniones preguntaba cuántas mujeres había, ahora me lo dicen directamente.

-¿Piensan en esto al armar los equipos?

-Yo trabajo con gente de todos lados. No te doy el trabajo porque sos mujer. Vemos cómo tenemos los equipos y nos fijamos. Obviamente que si entrevistás a ocho hombres, uno termina con el trabajo. Hay que fijarse en las listas previas, pero a veces no te das cuenta. Por ahí viene alguien que se llama Paul Henrikson y es de Guatemala, a pesar de que tiene un nombre muy inglés. Lo más importante es tener el balance de todo. Hay que representar a todos los colores que viven en el país, eso es lo que intentamos. A veces es difícil porque el cine está codificado en ciertos grupos de gente y es difícil encontrar a gente con la capacidad de trabajar en estas películas.

-¿Con cuánta libertad trabajan los directores en Marvel?, teniendo en cuenta que es un universo ya establecido.

-Los directores siempre tienen libertad. Queremos que vengan, escriban, que nos cuenten y le pongan su marca, pero no hay que olvidar que es algo que está unificado con otras historias y lo que uno quiere decir afecta a otras películas. Tiene que haber una conexión con nuestro universo y tienen que estar abiertos a nuestro equipo de creativos. Hacemos películas de Marvel dirigidas por alguien y no como a veces se dice Christopher Nolan's Batman (El Batman de Cristopher Nolan). Eso no va a pasar nunca porque la película y la franquicia son parte del estudio. Calificarlas con una persona, creo que es un error. La gente que viene y le pone la estampa es importante, pero los personajes y la historia trasciende a los nombres.

-Entonces, ¿cómo seleccionan a sus directores?

-Para nosotros lo importante es la colaboración. Sin colaboración es difícil crear relación con el universo. Por lo general, vinieron directores que contaban mejor la historia de nuestro personaje. Nosotros vemos 80 directores por película, Por lo general vemos mucho cine del mundo. Vemos también a los grandes directores, hablamos con representantes y hay algunos directores que no quieren formar parte. Vemos películas que ve muy poca gente, hasta algunas que nos llegan con mal sonido y que no tienen distribución. Intentamos buscar por todo el mundo, no sólo lo que está en Hollywood, por eso a veces nuestras opciones parecen absurdas.

Dejanos tu comentario