Espectaculos Sábado, 5 de mayo de 2018

Markama: 40 años dedicados a la música

Al pueblo. Así se llama el nuevo espectáculo que se presentará hoy, en el teatro Independencia, desde las 21.30 con una puesta integral de música, danza, luces y proyecciones, que sorprenderá a todos.

Markama ("al pueblo" en lengua quechua) nació en Mendoza en los primeros meses de 1975. Desde ese momento, con sus raíces populares latinoamericanas impulsó un despliegue instrumental que expresa nuestra identidad.

La legendaria banda de más de 40 años de trayectoria interpretará temas del repertorio latinoamericano que la ha acompañado desde siempre, como también temas de su último disco, Hoy. El espectáculo contará con la participación especial del Ballet Raíces (Danzas Andinas) bajo la dirección de Vicente Mamaní, y también con los bailarines Claudia Putalivo y Martín Pereyra.

Markama siempre navegó las músicas que recorren la extensa cordillera de los Andes y todo el continente, nutriéndose del folclore no como fin en sí mismo sino como medio para la creación de una identidad estética y musical propia. Por ello su repertorio tiene tres fuentes: obras anónimas, de compositores contemporáneos latinoamericanos y propios de los integrantes del grupo.

La actividad por los escenarios los ha llevado a recorrer tanto el interior de la Argentina como el exterior, con numerosos recitales y festivales en el país y giras por varias ciudades de Estados Unidos y Europa.

Para hablarnos de este extenso recorrido de uno de los grupos más emblemáticos de nuestra provincia, Pablo Salcedo (vientos andinos, flauta traversa y voz) conversó con Escenario.

-¿Cómo se formó Markama y cómo eligieron el nombre?

-Markama se formó en el marco de encuentros y peñas que acontecían en el Comedor Universitario de la UNCuyo. Había un interés común de recrear e interpretar música andina y latinoamericana. El nombre surgió en la necesidad de identificarnos con una palabra que representara la energía del proyecto, y markama, que significa al pueblo en quechua, fue el que reunía las condiciones de manera exacta.

-¿En qué momento comenzaron a aparecer los temas propios dentro de la banda?

-Desde el inicio hubo un interés de hacer obras tanto de compositores destacados ajenos al grupo como obras anónimas y obras de autoría propia de integrantes de la agrupación. Todos los discos tienen esa característica, independientemente de las épocas e integrantes que se han sucedido.

-¿Qué se siente tener 14 placas discográficas? ¿Cuáles son las que más costaron?

-Es una energía hermosa que se comparte, que da vueltas al mundo y regresa a Mendoza, también hay mucha música que no ha sido editada y forma parte del repertorio. Cada disco, en más de cuatro décadas en Argentina, ha tenido que pasar los vaivenes de la economía, la política, los cambios culturales y tecnológicos. No es fácil decir si alguno costó más realmente, pero con seguridad todos fueron muy trabajados desde el corazón, con mucho esfuerzo y dedicación.

-¿Por qué hicieron un disco que editaron en Japón?

-Ese disco (Volumen 2) se editó en conjunto en Argentina y Japón, y fue una linda decisión de la compañía discográfica, atenta a la pasión de los japoneses por la música andina. La tecnología nos ha permitido que la discografía completa esté en todas las plataformas a nivel mundial.

-¿Cuándo llegaron a Estados Unidos, o Europa?

-A finales de los '70 llegamos a EE.UU. con un recibimiento espectacular y manteniendo en el tiempo las visitas. La última fue en 2017, dando clases y conciertos en la Universidad de Florida, la Universidad de Ohio y en Nueva York. La puerta a Europa fueron los contactos de Lars Nilsson en Suecia, numerosas giras y un amor profundo por la música de Markama.

-¿Cuál piensan que es la clave para que la música que hacen cruce fronteras y guste tanto?

-Sentimos que la gente comparte el amor que sentimos por la música latinoamericana y que valora nuestra propuesta de crear sin copiar, proponiendo siempre un repertorio que tenga una sonoridad propia.

-¿Cómo es permanecer en el tiempo, siempre vigentes? ¿A qué se debe?

-Sentimos a Markama como nuestra familia, es algo que no depende de tener más o menos actuaciones, siempre estamos pensando nuevos proyectos, nuevos temas, nuevos horizontes, esas ganas te mantienen activo. La permanencia de Markama se debe al amor de hacer música latinoamericana y de compartirla con los amigos.

-¿Cómo será el show del sábado?

-Haremos un recorrido por distintas épocas del grupo, obras de los Andes, obras del Perú negro, danzas argentinas, temas propios que tendrán acompañamiento de bailarines; hemos preparado un espectáculo con climas muy diferentes.

-¿Cómo fue la repercusión del disco Hoy?

-Excelente, fue un disco ternado a los Gardel y en el que plasmamos una fuerte identidad latinoamericana. Huayno del Valle Grande ha pasado a formar parte del repertorio de aquellos que defendemos el agua pura contra los proyectos contaminantes.

Más noticias