Diario Uno Espectáculos
Lo que parecía que nunca iba a pasar, terminó sucediendo, al Diez se le volaron los pájaros y decidió cortar por lo sano. Fue luego de un nuevo capricho de la jovencita.

¿Maradona echó a Rocío por Tinelli?

El ex futbolista Diego Armando Maradona expulsó de Dubai a su novia Rocío Oliva, al no poder digerir el "nos casamos o voy a Bailando por un sueño" de su prometida que el jueves regresó a la Argentina.

Maradona se cansó de los variados "caprichos" de su pareja, de su amenaza de ir al "Bailando" si no la llevaba al altar y de las peleas con su familia.

Por eso indica este viernes el Diario Popular, le dijo basta y la mandó de vuelta a la Argentina.

Lo que parecía que nunca iba a pasar, terminó sucediendo, al Diez se le volaron los pájaros y decidió cortar por lo sano.

Se cansó de su constante presión para el casamiento, de coquetear con Marcelo Tinelli para ir al Bailando y de los sucesivos enfrentamientos con Verónica Ojeda, la madre de su hijo Diego Fernando.

Por eso dijo basta, al menos por ahora, y mandó de vuelta a la Argentina a su, hasta ayer, comprometida pareja.

Sí, hace menos de un mes Diego decidió comprometerse con Rocío en un lujoso hotel de Roma, salón por el que desembolsó algo así como un millón y medio de dólares.

Pero ahora pateó el tablero y ya no habrá casamiento y por lo que parece, tampoco habrá relación.

Rocío llenó el vaso de la paciencia del Diez, ese que nunca hay que completar porque el carácter de Diego termina por imponerse.

Llevaba ya varios "caprichos" que Maradona había soportado por varios motivos. Pero lo que no podía tolerar era que lo exponga en el programa más visto de la televisión argentina en los últimos años.

Rocío tiró demasiado de la cuerda que se terminó cortando. Diego esta vez no quiso escándalos y por eso le pidió "amablemente" que regrese a la Argentina y se tome un tiempo.

El Diez quiere estar tranquilo, en Dubai pasa sus mejores días en cuanto a lo que tiene que ver con su paz interior y de ninguna manera va a permitir que esa tranquilidad se arruine.

Rocío no comenzó el año de la mejor manera. Su carácter impulsivo hizo que se enfrentase varias veces con Diego, pero sobre todas las cosas con su familia, con los seres que Maradona siempre bancó.

A fin de año, por ejemplo, se peleó con una sobrina del astro y hasta recibió una cachetada. El propio Maradona se encargó de acompañar a su ex y hasta le pidió disculpas por el incidente.

Sin embargo, viajó con Rocío a Dubai, pero en Emiratos siguieron los problemas, por ejemplo cuando Verónica viajó para contarle a Diego su segundo embarazo y terminó siendo echada de la mansión por Oliva, su madre y abuela.

Maradona fue juntando bronca, sin embargo intentó por todos los medios calmar las aguas ya que tiene en claro que su relación con Ojeda es imposible ya que se enfrentaría con Claudia y sus hijas, quienes no toleran a la rubia.

Por eso le dio el gusto a Rocío y se comprometió con una gran fiesta el Día de los Enamorados. Pero a menos de un mes después de esa fiesta ocurrió el primer encontronazo entre los dos.

Fue cuando luego de presenciar un entrenamiento del Manchester United, Diego se enojó con Rocío por un coqueteo con David De Gea, el joven arquero suplente del equipo inglés.

Discutieron fuerte, el Diez hasta amenazó con romper la relación, pero con el correr de las horas todo se tranquilizó y parecía recuperar la normalidad.

Ahora Diego ya no quiere ser conciliador, se cansó de los caprichos y sobre todo de el deseo de Rocío de estar en el Bailando y de "extorsionarlo" con el casamiento o con la chance de estar con Tinelli.

Lo que le resta ahora es averiguar si fue Rocío la que tiró la bomba de su incorporación, o si desde Ideas comenzaron a calentar la previa del regreso de Marcelo.

Diego siente que algo de eso hay, por eso habló con sus allegados para que se comuniquen con Tinelli. Ellos son amigos y el Diez siente que, como pasó con Susana, en los momentos que él

los necesitó, le jugaron en contra.

Fuente: NA

 Embed      

Seguir leyendo