Diario Uno > Espectáculos

Los estrenos de la semana

Con el atractivo de promocionadas escenas coloridas y de gran fantasía se estrena en las salas mendocinas la producción de Disney Oz, el poderoso, dirigida por Sam Raimi y protagonizada por Mila Kunis, Michelle Williams, Rachel Weiz y James Franco.

Tomando como inspiración el libro de L. Frank Baum El maravilloso mago de Oz, Raimi estableció esta historia como una precuela cinematográfica de esa obra, explorando al personaje del mago y ofreciendo, a la vez, una experiencia sensorial original para el espectador.

Te puede interesar...

Baum, quien escribió 14 novelas entre 1900 y 1920 ambientadas en el mundo de fantasía que tan vívidamente imaginó, nunca retrató a fondo el origen de su personaje mago. Aquí, el director aborda el proyecto más grande de su carrera.

“Esta es una película gigantesca en escala –afirmó–. El mundo de Oz, tal como lo creó Frank Baum, tiene muchos países y tierras diferentes… Es un mundo enteramente inventado; creó el universo entero de Oz”.

El guión de esta imaginativa historia pertenece a Mitchell Kapner y David Lindsay-Abaire y sigue a Oscar Diggs (Franco), un mago de dudosa ética en un circo de poca monta, quien es lanzado desde la polvorienta Kansas a la vibrante tierra de Oz.

Allí, cree haber dado en el clavo –la fama y la fortuna están a su disposición– hasta que conoce a tres brujas: Theodora (Kunis), Evanora (Weiz) y Glinda (Williams), quienes no están convencidas de que él sea el gran mago a quien todo el mundo estuvo esperando.

Arrastrado de mala gana a los problemas que enfrentan la Tierra de Oz y sus habitantes, Oscar debe descubrir quién es bueno y quién es malvado antes de que sea demasiado tarde. Haciendo uso de sus artes mágicas a través de la ilusión, ingenuidad –e inclusive con algo de magia–, se transforma en el gran y poderoso mago, y también en una mejor persona.

El reparto también incluye a Zach Braff, quien interpreta al asistente de Diggs y presta su voz –en la versión original, en inglés– a una de las criaturas creadas por computadora: Finley, el mono alado, que acompaña al mago en su viaje por Oz y actúa como su conciencia.

Oz, el poderoso fue filmada empleando cámaras 3D, que no son tan móviles como al director Raimi le hubiera gustado. “Hubo veces en las que moví la cámara demasiado rápido, o fui un poco rudo con ella -contó-. Los técnicos no quieren que maltrate esas dos lentes porque deben estar en una alineación perfecta”.

Finalmente, Sam Raimi quisiera que, cuando los espectadores vayan a ver la película, entren al cine esperando una gran aventura y una historia con la que podrán conectarse. “Deseo que rían y que se enamoren del mago. Espero que se aterroricen con la Bruja Malvada y los babuinos alados. Creo que hay algunas sorpresas esperando por ellos a lo largo del Camino Amarillo”, puntualizó.

 

Mamá: El día que su padre mató a su madre, las hermanas Victoria y Lilly desaparecieron en el bosque cercano a la urbanización donde vivían. Su tío Lucas (Nikolaj Coster-Waldau) y su novia Annabel (Jessica Chastain) las han buscado sin cesar durante cinco años. Cuando ocurre lo imposible y las niñas aparecen en una cabaña medio derruida, la pareja empieza a preguntarse si no ha llegado alguien más a su casa acompañando a las niñas.

Annabel intenta ofrecer una vida normal a las niñas, pero acaba convencida de que hay una presencia malévola en la casa. ¿Sufren las hermanas de estrés traumático o viene un fantasma a visitarlas? Mientras intenta contestar a estas inquietantes preguntas, la nueva madre acabará descubriendo que los susurros que se oyen a la hora de dormir proceden de los labios de una presencia letal.

 

Las edades del amor: Adrian, un profesor americano de historia del arte, se ha establecido en Roma tras su divorcio: es reservado y solitario, sólo trata a Augusto, el portero de su edificio. Quizá sólo a él le ha revelado su secreto: hace siete años se sometió a un delicado trasplante de corazón. El encuentro con Viola, la fascinante hija del portero, perturba su tranquila existencia y le hace vivir sensaciones reprimidas desde hace tiempo, pero también nuevas emociones.

 

La delicadeza: Conoceremos a una mujer llamada Nathalie que pierde en un accidente al hombre del que está perdidamente enamorada. Después de una etapa de duelo, no puede creerse que el amor llame de nuevo a su puerta de la mano de Markus, un compañero de trabajo que nunca ha tenido éxito con las mujeres, pero que está cargado de bondad y de ternura; un hombre que para ella supone la vuelta a la vida.

 

Villegas: Tras un buen tiempo sin verse, dos primos deben reunirse para ir en auto al entierro del abuelo en Villegas, pequeña ciudad del interior donde crecieron juntos. Este retorno se convierte pronto en un intenso viaje emocional marcado por los reencuentros, el peso del pasado y el fin de una era.