Diario Uno > Espectáculos

La Vendimia del rock

“En tiempos donde nadie escucha a nadie / en tiempos donde todos contra todos / en tiempos egoístas y mezquinos / en tiempos donde siempre estamos solos”, dijo el rosarino. Y seguimos: en tiempos en los que el rock ya no es la música que representa a la juventud como lo hiciera en otras décadas. En tiempos de decadencia creativa colectiva, donde el punto de partida sigue sin elevarse, ya sea en artistas históricos y experimentados como en aquellos que recién comienzan sus primeras expediciones en el mundo de la composición y los escenarios. En tiempos en que próceres del macerado rock argentino ya son historia (Pappo, Luca, Spinetta) o casi (Cerati). En ese presente de este nuevo milenio, la Fiesta Nacional de la Vendimia, en su acopio de noches, nuevamente le cede una de sus repeticiones al rock nacional, hoy.

Esta vez, quienes subirán al escenario del Frank Romero Day luego del espectáculo Teatro mágico de piedra y vino son dos responsables de algunas de las más brillantes páginas de la historia de nuestro rock: el sensei Charly García y su mejor discípulo, Fito Páez.

Para que no falten representantes locales, antes estarán los mendocinos más internacionales, Los Enanitos Verdes y Bela Lugosi, quienes, al igual que el rosarino Rodolfo, ya tienen experiencia en conciertos en nuestro teatro griego. No así Charly, que a pesar de su frondoso anecdotario en la provincia –más escandaloso que artístico, lamentablemente (hoteles demolidos, agresiones, el salto del noveno piso y sigue el etcétera)– no había pasado nunca por nuestra tradicional celebración.

Con una relación de muchos, muchos años y aunque Páez nunca haya renegado de su confesa admiración por el hombre con vitiligo ni de todo lo que de él aprendió, Fito y Charly han pasado por momentos extremos, desde una amistad fraternal hasta los vituperios. Hoy, más maduros y diplomáticos, cantarán entre los cerros esas composiciones que los han puesto entre los grandes del rock latinoamericano.

Así, a diferencia del año pasado, en el que sonó otra faceta del rock, con Divididos, el ex Los Piojos Ciro y los Persas y La Mancha de Rolando, la protagonista será la canción.

Dos en la ciudad

Cada uno ostenta, a su manera, un alto grado de consagración dentro de su recorrido artístico. Muchos discos, muchos premios, muchas canciones, muchas giras, muchos seguidores, muchos homenajes, muchos años de idas y venidas en el gran arte de rockear.

Ante esa carta de presentación, no es casual que el último trabajo de cada uno de estos rockstars tenga un profundo aire revisionista.

Charly, el hombre que como parte de la religión sobre cómo conseguir chicas incorpora filosofía barata y zapatos de goma, lanzó un box set épico, 60x60. Con tres CD, tres DVD, más de tres horas de concierto, un libro de 44 páginas, un póster y un dibujo original de Charly, este renacimiento es el registro de la particular manera en que García festejó sus 60 años. El militante del “Say No More” celebró 60

pirulos nada menos que con 60 canciones distribuidas en tres recitales con su banda The Prostitution en el Gran Rex. En esa trilogía no hubo ni una canción repetida. No faltaron amigos, colegas, invitados y anécdotas que, junto con esas cinco docenas de canciones, repasaron buena parte de las cuatro décadas de música con la que el ex Sui Generis, La Máquina de Hacer Pájaros y Seru Giran le ha puesto un soundtrack a la historia argentina de fin de siglo. 

Fito Páez, atento al almanaque, previó los 20 años de El amor después del amor, su disco más reconocido y, de hecho, el más vendido en la historia del rock nacional. Ante esa cifra redonda, el hombre del ‘63 configuró una gira en la que interpretaba ese álbum de principio a fin y de la que salió un polaroid de locura extraordinaria: un CD y un DVD grabado durante el multitudinario concierto en el Planetario de Buenos Aires en octubre. La gira, a la vez, lo ha llevado a Chile, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Brasil, Uruguay, Perú, Paraguay, Bolivia, además de nuestro país y nuestra provincia, claro.

Ante esos antecedentes recientes, la rockera segunda repetición vendimial tendrá abundantes himnos coreados en multitud y, por qué no, algunas sorpresas con Fito y Charly tocando a dúo algunos de los

tantos clásicos que los unen.

Rock

  •  El espectáculo vendimial Teatro mágico de piedra y vino tendrá esta noche su tercera función en el teatro griego Frank Romero Day (parque General San Martín, Ciudad).
  •  La apertura, a las 19, estará en manos de la banda local Bela Lugosi, liderada por Marcelo Zoloa y actualmente instalada en Buenos Aires.
  •  Luego de la puesta dirigida por Vilma Rúpolo llegará el turno del resto de los artistas invitados a la noche rockera: los primeros serán los ultra reconocidos Enanitos Verdes. 
  •  Finalmente se presentarán Fito Páez y Charly García ante un teatro griego repleto, ya que las entradas están agotadas.

Te puede interesar...