Espectaculos Viernes, 22 de diciembre de 2017

La Navidad se siente en las voces de la fe

Jesús es suficiente dará una función a beneficio de comedores y merenderos de Las Heras, con la presencia del tenor mendocino Ricardo Mirabelli y el Coro de la Iglesia de los Libres

Desde la fe, algunos de nuestros artistas dan testimonio de que en estos días, donde la realidad ha sido en extremo dura, siempre se mantiene viva la esperanza de llegar con un mensaje de conciliación y hermandad.Este ha sido el propósito que movilizó al Coro de la Iglesia de los Libres, que hoy llega al estadio Vicente Polimeni con el espectáculo Jesús es suficiente, con un fin solidario: recolectar la mayor cantidad posible de alimentos no perecederos -canjeables por las entradas- destinados a comedores y merenderos lasherinos. Y ya que la Navidad es una época donde todo es posible, desde el coro soñaron con sumar la voz masculina mendocina más reconocida de la lírica, con proyección en todo el mundo y por eso Ricardo Mirabelli actuará junto a ellos.El tenor recién llega de Seúl (Corea del Sur), donde además de hacer varias funciones de Rigoletto (de Giuseppe Verdi), tuvo una primera aproximación a una de las más importantes universidades para convertirse, en breve, en uno de sus docentes externos.Así describía el cantante mendocino su realidad en el mundo de la música y su rol en la presentación de hoy.-Contame cómo fue tu periplo por Corea del Sur...-Me invitaron de una universidad de Corea a colaborar con ellos como docente externo a nivel institucional y educativo para el bienio o trienio que viene. Al presentar Rigoletto la misma universidad de esa forma evalúa a los posibles candidatos a continuar trabajando con ellos. Ellos son muy afectos a la ópera, a la música clásica, pero tienen ciertas dificultades idiomáticas, interpretativas y estilísticas sobre todo. Entre el año que viene y el 2019 ya quedaría como parte del plantel de la universidad.-¿Tendrías que ir a vivir allá?-¡No! En Milán (Italia) tengo mi base operativa, ellos te invitan por un determinado tiempo. En este caso estuve 20 días -diez de producción y diez de conciertos-. Aparte de Rigoletto, me presenté en el Mozarteum de Seúl y otras ciudades, porque ellos arman el periplo. El año que viene tengo una propuesta para mayo también en el Mozarteum y la realización de una ópera.-¿Y antes de Corea?-Estuve también en Polonia, donde debuté con la orquesta de Cracovia y en Berna, Suiza, donde me presenté con El barbero de Sevilla, de Gioachino Rossini.-¿Qué significó para vos la puesta de "La traviata" en junio pasado, en el teatro Independencia?-Superó las expectativas. Esta ópera afortunadamente la he cantado muchas veces, es un trabajo y uno lo hace con mucha pasión, pero realmente fue emocionante ver que hay un público que quiere ver ópera en Mendoza. Estábamos en el segundo o tercer ensayo y ya había colas para sacar las entradas. Y es meritorio que se hiciera con artistas mendocinos, eso fue lo lindo de ser parte de este proyecto y el resultado fue óptimo.

Dejanos tu comentario