Diario Uno Espectáculos

Sus problemas de peso y su belleza exótica son marcas de estilo de esta mujer, considerada una de las 50 más lindas del mundo. Galería de fotos.

La bella Crystal Renn desafía a la balanza

Por UNO

La cremallera no sube. “Sujetame de los brazos y los demás que presionen para conseguir cerrarla”, dice Crystal Renn. A estas alturas de su carrera la supermodelo tiene más recursos que nunca y no está dispuesta a dejarse apabullar, ni tan siquiera por un vestido de piel de la colección pre-fall de Gucci, por muy deslumbrante que este sea.

A sus 27 años ya no es la mujer de curvas contundentes que reivindicaba las tallas grandes sobre las pasarelas, pero sus medidas tampoco encajan con las que hoy en día dicta la industria de la moda –ha aumentado algunos talles en unos tres años–. No le importa lo más mínimo: en un despliegue de autodeterminación y pleno conocimiento de su cuerpo, Renn logra enfundarse la prenda y consigue que le siente como un guante. “Amo las siluetas de esta casa italiana. Es una firma que sabe muy bien cómo quieren sentirse las mujeres: sensuales, bellas e interesantes. Trabajar con ellos es un sueño porque la ropa lo hace todo”, afirma con seguridad, la misma que transmite al posar ante la cámara como una diosa.

Seguir leyendo

No es casualidad que Renn haya sido retratada por los mejores fotógrafos de moda del mundo: con Inez & Vinoodh anunció la primavera-verano 2011 de Jimmy Choo y el otoño-invierno 2010 de Jean Paul Gaultier; con Mert & Marcus fue imagen de Dsquared2 en la primavera-verano de 2011; Rankin la ha escogido recientemente como portada de su revista bianual, The Hunger; ha protagonizado editoriales con Steven Meisel, Patrick Demarchelier... Un currículum apasionante que, según la web Models.com, la sitúa como una de las mejores 50 modelos del planeta.

Hasta llegar a este punto de reconocimiento, Crystal ha tenido que pasar por varias etapas en las que se ha hablado mucho –probablemente más de lo que ella quisiera– de su peso. “Tuve un desorden alimenticio cuando era adolescente. Pero para mí, todo aquello ya quedó en el pasado. No es que me avergüence del tema, de hecho hasta escribí un libro (Hambrienta: historia de una joven modelo sobre el apetito, la ambición y el abrazo definitivo a las curvas, 2010). Simplemente no me gusta hablar de ello constantemente porque estoy en una nueva etapa. Si subo o bajo de peso, ¡es mi problema! Me da igual lo que diga la gente. Lo único que me importa es estar sana. Los cambios –ganar kilos, envejecer o que mi pelo varíe de color– son sinónimo de evolución”, afirma.

Renn siempre quiso ser modelo, lo suyo ha sido cien por cien vocacional. “Lo necesitaba. No importaban los caminos para conseguirlo. Como si me hubieran obligado a cambiar de cara. Esa era mi meta. Ahora que ya lo he logrado, miro atrás y veo que he aprendido mucho. Ha sido muy complicado encontrar mi equilibrio personal, pero ahora sé que mi felicidad y mi arte son mis prioridades. Para ello he tenido que experimentar y ver cosas muy duras. Mi vida no ha sido un sendero de rosas. Pero el dolor también te enseña y te da lecciones. La dificultad me ha hecho más fuerte y me ha permitido enfrentar el futuro con mayor libertad».

Parece que Crystal ha encontrado en la pasarela una plataforma desde la cual generar conciencia. «Nunca imaginé que me convertiría en un estandarte para las mujeres de talla grande, porque jamás me  gustó encasillarlas en una categoría. Lo que quise demostrar es que no éramos distintas, en todo caso, poderosas. El poder puede tomar muchas formas, como la confianza y la belleza. En realidad, lo que me impulsa es la diversidad, no la diferencia. Lo importante es que seamos independientes y que tengamos confianza en nosotras mismas. Eso incluye aceptar nuestro tono de piel, nuestras raíces, nuestra complexión. Yo adoro la mezcla que tengo porque me hace ser única. Quiero ser conocida por mi trabajo y por retar las ideas de las personas. Odio las etiquetas y los encasillamientos, ¡los detesto!”.

Fuente: El País de Madrid.

 Embed      
 Embed      
Martín Vecchio
Martín Vecchio
 Embed      
Eugenio Rise
Eugenio Rise
 Embed      
Florencia Colacito
Florencia Colacito
 Embed      
Sol Heberle
Sol Heberle
 Embed      
Emilia Erbetta
Emilia Erbetta