Espectaculos Lunes, 23 de abril de 2018

John Krasinski: "Vivía con el miedo de que le pasara algo malo a mi hija"

Inspirado por la paternidad, el intérprete escribe, dirige y protagoniza «Un lugar en silencio» junto a su esposa, Emily Blunt.

John Krasinski se coló en Hollywood por la puerta de atrás y, sin dejar de trabajar, logró levantar una carrera que lo ha erigido como uno de los creadores con más proyección del momento. Popular por su personaje en la serie "The Office", se volvió una celebridad tras casarse con Emily Blunt y compartir fiestas con George Clooney, su mejor amigo. Ahora estrena "Un lugar en silencio", la que apunta a ser la película de terror más inteligente del año por su particular premisa: solo se puede sobrevivir en un planeta posapocalíptico sin hacer ni un solo ruido. Una cinta que ha escrito, dirigido y protagonizado.P - Esta película no se parece a nada de lo que ha hecho hasta ahora. ¿Tenía ganas de rodar terror?R - No, en absoluto. Todo lo contrario. El cine de miedo me aterrorizaba. Este guión me obligó a ver todas las películas del género y, si soy honesto, me da vergüenza reconocer mi ignorancia. Fui tan estúpido que no las vi por miedo. Pero cuando comienzas, descubres que son algunas de las mejores cintas que se han realizado.P - ¿Es una cinta para gente que no ve terror?R - Sí. No puedo creer que esté diciendo esto, pero uso a mi madre como un parámetro de mis películas y suelo adivinar si le va a gustar o no. Sabía que a mi madre le iba a gustar porque había algo mucho más grande detrás, y sabía que iba a estar asustada porque estaría pensando en su papel de madre.P - En su película, ¿la soledad de los personajes es parte de su "viaje"?R - Sí. Una de las ideas de esta familia es retratar a cada uno frente a su propio trauma. Cada personaje tiene su propio viaje, incluso sin alejarse unos de otros. Como me dijo un psicólogo, esta es una familia que necesita hablar y, literalmente, no puede.La PreguntaP - ¿Por qué decidió también interpretar su película?R - Sabía que era el actor adecuado porque estaba viviendo yo mismo lo que le ocurre al personaje. Acababa de tener a nuestra segunda hija y vivía con el miedo de que algo pudiera pasarle. Estaba conectado al miedo de mantenerla a salvo y con vida.P - Su personaje vive consumido por el miedo, la redención y la culpa. Sentimientos muy religiosos. ¿Se ha dejado influir por la religión?R - Es interesante lo que dice porque crecí en un ambiente religioso y mi mujer no. Me imagino que inconscientemente le puse mucha cantidad de religión al personaje. Soy muy espiritual y creo totalmente en un poder superior; pero incluso creyendo totalmente en el catolicismo, no creo en una respuesta concreta. Nunca entendí cómo una religión puede escribir un manual de culpa, tristeza o miedo. Cuando entiendes la religión como una guía más que como un mandato, te liberas, al menos eso me ocurrió a mí.P - ¿Cómo fue trabajar con Emily?R - Una delicia. Ambos afrontamos el rodaje con la misma honestidad con la que vivimos nuestro matrimonio. Cuando ella firmó para la película, empezamos a tener conversaciones sobre lo difícil que es estar en silencio. En casa jugábamos a no hacer ruido, y cuando se me caía una cuchara, Emily me decía: "Estás muerto".Pregunta - ¿Qué le sorprendió de ella?Respuesta - Una cosa, y sé que suena cursi, pero sé qué clase de magia es capaz de hacer. Es una intérprete asombrosa. Después de rodar este filme, no he podido mirar a mi mujer de la misma manera.