Este viernes y sábado, en el Teatro Plaza de Godoy Cruz, el cantautor español, Ismael Serrano, presentará su gira Seremos. El artista llega con su último disco y una puesta de escena teatral para un show en el que también repasará sus clásicos.

“Seremos” se construye alrededor de una propuesta que va más allá de un concierto convencional: se trata de un espectáculo de teatro y canciones. Una ocasión ideal para encontrarse con las composiciones de Ismael Serrano en su versión más emocionante y cercana.

En su nuevo disco, Serrano habla de los sueños incumplidos y de lo difícil que resulta, a veces, afrontar el futuro. Pero también de cómo es ineludible pelear por la felicidad. Hay humor, poesía y muchísima emoción. Todavía quedan entradas.

En una extensa charla, que transitó por momentos nostálgicos y emotivos, Ismael Serrano dialogó con Diario UNO palpitando lo que será el comienzo de su gira en Mendoza por sus 25 años de carrera.

Ismael Serrano 1.jpg

"Estoy muy contento de volver a esta gira por Argentina porque ha sido mucho tiempo y nos ha tocado vivir momentos difíciles en estos dos años. Por fin nos encontramos y la música sirve para celebrar el encuentro, el no estar solo con la adversidad. Aunque nos hemos acompañado a la distancia con conciertos online, pero la música en vivo es algo insustituible", cuenta Ismael que realizó una gran cantidad de presentaciones vía Instagram Live durante la pandemia.

- En tu última visita a Mendoza, Quino estaba vivo... hoy ya no está. En algunas de tus letras haces referencia a Mafalda, ¿qué significó en tu vida?

- Aprendí a leer con las viñetas de Quino, siempre me ha acompañado. Entre los libros de mis padres con los que me he educado literariamente, estaban los de Mafalda. Mi vínculo con Latinoamérica es por mi formación literaria y sentimental.

En mi casa con mis padres se escuchaba la música de Atahualpa y Mercedes Sosa, se leían las obras literarias de Benedetti y Cortazar y las historietas de Mafalda y Fantantarrosa En mi casa con mis padres se escuchaba la música de Atahualpa y Mercedes Sosa, se leían las obras literarias de Benedetti y Cortazar y las historietas de Mafalda y Fantantarrosa

Ismael Serrano Quino.jpg

- Ese vínculo con Latinoamérica siempre está presente, incluso te involucras mucho en política y en los conflictos sociales... ¿Cómo ves la vuelta de la izquierda en varios países de la zona?

- Tal y cómo estamos viendo los acontecimientos en Europa, es un alivio ver cómo en Colombia ha ganado la izquierda. En Europa la derecha está acaparando el debate político, se están rompiendo consensos de cosas elementales como los derechos humanos, se están cuestionando los derechos de los colectivos LGBTIQ+, cosas que parecían ganadas y ahora han vuelto a ponerse sobre la mesa. En esa deriva, es muy bueno ver en Latinoamérica que aparecen de vuelta estos movimientos. Todas las crisis que han salido ahora con la pandemia responen a que el sistema está agotado.

- ¿Sentís que la pandemia evidenció y marcó más las diferencias políticas?

La pandemia hizo mostrar las costuras de un sistema político muy desigual y expuso estas desigualdades. Al principio era muy obseno ver cómo la gente hacía fotos brindando en sus jardínes con pileta y otras personas confinadas en sus casas sin ventanas que dieran a la calle. Se puso en evidencia como, sin la intervención de un Estado que ampare al ciudadano, todo hubiera sido invivible. Hubo un intento de aprovechar el miedo en el que se vivía, un miedo normal por la situación. La ultra derecha lo aprovechó para sacarle un rédito político y esto generó cierto crecimiento de desconfianza a las instituciones y hacia los políticos.

Ismael Serrano3.JPG

- ¿Cómo viviste la pandemia en cuanto a lo musical?

- Me pegó mucho. Uno se nutre de la vida a la hora de componer, se siente interpretado por lo que ocurre y la vida queda congelada. Fui incapaz de hablar de la pandemia en mis letras, algo que a mucha gente le salió. Yo hablé de la vida congelada en el tiempo y escribí canciones que de alguna manera tenía pendiente. También mis padres ya tienen sus achaques y me tocó transitar esa parte más vulnerable. El confinamiento te obligó a ponerte frente al espejo y hacer un balance de la vida. Nacen canciones que uno se cuestiona y por eso el disco se llama Seremos. Pensar en planes a futuro era muy difícil.

- Durante la pandemia la música cercana a vos tuvo varios cimbronazos. (Joan Manuel) Serrat anunció su retiro de las giras, (Joaquín) Sabina se accidentó y quedó lejos de los escenarios, (Luis Eduardo) Aute murió y Silvio (Rodríguez) ya cumplió 75 años. Tus referentes están quizás en sus últimos pasos musicales...

- Con 20 y pico años escribía canciones y entre esas escribí Vertigo, justamente porque me cuesta asumir lo que significa el paso del tiempo. A veces escribir canciones es un ejercicio de resistencia a ese paso del tiempo. Con la edad te vas dando cuenta que sigues vigente. Serrat dejará de hacer gira, pero seguirá haciendo conciertos. Silvio sigue haciendo recitales, estuvo en México y sigue actuando en los barrios. De Sabina siempre se espera que haga el mejor disco de su carrera, mejor que el anterior. No pasa con todos los artistas, pero con él sí, entonces esperamos que escriba esas canciones maravillosas. Hay que amigarse con el paso del tiempo, también con la edad de tus padres, con tu propia edad. No me he convertido en vieja gloria, pero una joven promesa tampoco soy.

A Aute lo echo mucho de menos, echo de menos qué diría en un tiempo así. Su voz hubiera sido un faro en estos momentos, seguro hubiera tenido, con esa ironía y humor, el comentario pertinente para estas épocas A Aute lo echo mucho de menos, echo de menos qué diría en un tiempo así. Su voz hubiera sido un faro en estos momentos, seguro hubiera tenido, con esa ironía y humor, el comentario pertinente para estas épocas

Ismael Serrano - Vértigo (20 Años - Hoy Es Siempre) [Directo]

- ¿Te cuesta decirles adiós a esos recuerdos?

- La vida también consiste en despedirse, en saber elegir, en saber decir adiós. Eso pasa con nuestros padres y también con nuestros referentes. Lo difícil es amigarse con esa idea de seguir transitando este camino sin ellos.

- Sos la generación que les sigue...

- Cuesta creer todo lo conseguido, siempre me siento un impostor (risas). Cuando alguien me para en la calle siempre pensas que te ha confundido con otro, hasta que hace alguna referencia a tu música y te das cuenta que sí es para vos. Yo sigo pensando en divertirme cuando subo al escenario, pero también cuando estoy abajo.

Serrat Sabina Serrano Darin.jpg

- Eso vivido y experimentado por una canción o por un músico, ¿hace que se sienta nostalgia de ver que está pasando el tiempo también para ellos?

- Hay mucho de esto que hablamos en el concierto, el cuestionarse uno mismo, entender cómo el paso del tiempo nos ha afectado, entender cómo se influye en la vida de los demás. Es casi como un musical, una obra de teatro y hay un cuestionamiento de eso. Yo entiendo de qué se trata esa nostalgia porque hay canciones que me han cambiado la vida. Tengo canciones que me hacen pensar en gente que ya no está, en mis hijos, en el futuro, entonces se puede entender esa sensación de comunidad y de para qué sirve la música. Nos habían vendido el cuento que internet nos iba a generar vínculos pero muy cerrados, difíciles de trascender.

En estos tiempos establecer vínculos puede resultar algo difícil En estos tiempos establecer vínculos puede resultar algo difícil

- ¿Sos consciente que esa misma influencia que te dieron Serrat, Sabina, Aute y Silvio, sos la que le has dado a millones de seguidores tuyos, algunos quizás también por herencia de sus padres?

- Me siento muy afortunado cuando la gente dice que ha compartido vivencias con mi música. Me gusta que la gente herede de sus padres los gustos por la música. Recuerdo haber escuchado de chico los cassetes de Serrat en el auto y lo que eso se significó. Recuerdo estar transcribiendo las letras, con 14 años, del disco Mediterraneo y recuerdo el momento preciso en que interiorice lo que esa letra signficaba. Según algunos estudios esa conexión de padres e hijos ha ido desapareciendo porque ya no se comparten esos espacios musicales como era el coche, el tocadiscos en casa, sino que optamos por encerrarnos en nuestro iPhone.

Ismael Serrano2.jpg

- ¿Agregarás alguna estrofa de la guerra Ucrania- Rusia en "Papá cuéntame otra vez"?

- Creo que es inevitable porque hay muchos paralelismos. Una guerra en el corazón de Europa con una crisis económica como aquella de Bosnia que también representaba esa crisis. Hoy eso se ha recrudecido, tiene que ver con la emergencia climática, la crisis pospandémica, con un modelo económico que no se da cuenta que el crecimiento en los términos en los que se está produciendo es insostenible.

Ismael Serrano - Papá, Cuéntame Otra Vez (20 Años - Hoy Es Siempre) [Directo]

Temas relacionados: