Espectaculos Martes, 27 de febrero de 2018

"Fue maravilloso, es muy fuerte lo que viví en el Colón"

El cantautor catalán estuvo de gira por Buenos Aires y dio dos shows en el mítico escenario de la casa lírica porteña como parte del ciclo Festival Únicos

El cantautor catalán Joan Manuel Serrat, luego de los dos conciertos sinfónicos brindados en el Teatro Colón como parte del ciclo Festival Únicos que se llevan adelante en la prestigiosa casa lírica porteña, sostuvo que "fue maravilloso, es muy fuerte lo que viví".En una entrevista pública realizada en el auditorio de Radio Nacional, Serrat dialogó con el periodista Carlos Ares acerca de sus conciertos del 20 y 21 de febrero pasados; en una charla que también incluyó política, fútbol, y en la cual revalidó su estrecha relación con Argentina y Buenos Aires."Han sido unos conciertos muy hermosos, el ámbito crea una liturgia, quiérase o no, y el ámbito del Colón es muy impactante", sostuvo el artista, quien reconoció haber tenido que hacer "un gran esfuerzo para no dejarme llevar por esta sensación de gratitud y afecto" que le brindó el público argentino.Serrat destacó el nivel de la Orquesta Sinfónica del Colón y el entusiasmo con el que lo acompañaron: "Han sido unos conciertos donde he tenido la alegría de trabajar y hacer música con gente de toda edad; ha sido muy agradable, muy hermoso", sostuvo.En lo que fue un regreso al formato solista luego de haber estado de gira celebrando los 20 años de El Gusto es Nuestro (exitoso proyecto junto a Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel), el intérprete de 74 años expresó que luego de dar un show de dos horas "el tiempo voló, tuve la sensación de que había quedado muy corto, eso es una señal fantástica de tranquilidad y comodidad".Consultado por la polémica generada en torno a sus declaraciones sobre el proceso independentista catalán (al cual definió hace unas semanas como una "feria de los disparates"), Serrat expresó que "en Cataluña existe un descontento de gran parte de la ciudadanía, y si no se resuelven estas situaciones se utilizan en beneficio de grupos o tribus", ratificando así sus críticas al referéndum de independencia de la región."Todo lo que tiene que ver con el sentimiento es muy manipulable, y por lo tanto es muy peligroso jugar con estos elementos para mover la sensibilidad de la gente" -agregó- "detrás de todas historias sentimentales existe el dinero".Ya en tono más distendido, Serrat no dejó pasar la oportunidad de ratificar los vínculos emocionales que desde hace años tiene con nuestro país, incluso con la conflictividad que a diario atraviesa las calles porteñas."Si yo tuviera que elegir donde dormir la siesta -que es una cosa que recomiendo fervorosamente a la humanidad- seguramente sería en algún edificio de Buenos Aires que tuviera el ambiente de los bombos de la calle, yo aquí me acuesto escuchando los bombos y me duermo acunado, me siento en casa", dijo entre risas compartidas con su audiencia.Entrando al terreno futbolístico, aseguró que "soy Canalla por amistad, por correspondencia con el Negro Fontanarrosa", y recordó una anécdota junto al gran escritor rosarino: "Una vez di un concierto en la cancha de Newell's, y el Negro vino conmigo, se quedó en el vestidor en los momentos previos, un poco cabizbajo", bromeó.Como reconocido fanático del FC Barcelona, Serrat tampoco perdió la oportunidad para elogiar a su otro rosarino preferido: "Messi es el mejor de la historia, es el jugador que le he visto hacer las cosas más hermosas", sentenció, para luego aclarar que su juicio es parcial ya que "el mejor Maradona no estuvo en Barcelona". Agencia Télam

Dejanos tu comentario