Espectáculos HBO
Uno en Netflix y el otro en HBO

Dos estrenos altamente recomendados

Los estrenos siguen sucediéndose en las plataformas de streaming, donde la competencia por captar la atención de los espectadores nos deja disímiles resultados: de lo excelente a lo muy poco recomendable.

Te puede interesar FECHA DE COBRO| IFE POR CORREO: Anses informó cuándo paga el BONO de 10000 Ingreso Familiar de Emergencia sin CBU

En estos dos casos, la calidad afortunadamente se ha impuesto en producciones de reciente estreno: la serie After Life, que desembarcó con su segunda temporada en Netflix el 24 de abril y el largometraje Bad Education, que con el protagónico de Hugh Jackman se estrenó el 25 de abril en HBO y está actualmente disponible en ese canal o desde su plataforma, HBO Go.

After Life. Temporada 2 (Netflix)

 Embed      

Con el rol en esta serie, Ricky Gervais mostró una faceta diferente a la que nos tenía acostumbrados. El británico es un talentoso guionista y director de comedias, creador de exitosas producciones como The Office, Extras o The Ricky Gervais Show (serie animada). También ha dejado demostrado lo buen comediante que es en numerosos filmes, pero en After Life explora su faceta dramática y el resultado es excelente.

En la primera temporada conocimos a Tony (Gervais), periodista de un pequeño pueblo, que no puede superar la muerte de su esposa, Lucy. La tragedia lo ha vuelto agresivo, misántropo, por la imposibilidad de ver más allá de su dolor. Pero en esta segunda etapa de la serie (y del duelo de Tony) se ha vuelto más empático, pero eso no evita que el dolor de la pérdida siga siendo insoportable y Gervais consigue transmitir la complejidad de sus estados anímicos y la profunda pena de su personaje, no sólo con su trabajo corporal, sino también en sus diálogos.

Como comienza a conectarse, con sus emociones a flor de piel, con personas de su entorno, los personajes secundarios tienen sus momentos para destacarse, como Roxy, la trabajadora sexual, sus compañeros del diario, el extraño cartero o la amiga viuda que en el cementerio, es quien escucha las más duras confesiones de Tony. Como condimento adicional están los entrevistados, personajes hilarantes que son parte de su trabajo como periodista, pero que provocan en él diferentes reacciones y emociones.

Más dramática que la primera temporada, After Life demuestra que Gervais es un artista completo, tanto como actor, guionista y como director.

Esta segunda temporada consta de 6 capítulos, de menos de 30 minutos cada uno.

 Embed      

Bad Education (HBO)

 Embed      

Frank Tassone (Hugh Jackman) es un dedicado educador, superintendente del distrito educativo de Long Island, en donde conviven familias de trabajadores con millonarios. Este hombre es capaz de escuchar los reclamos de los padres, de reconocer por su nombre a los alumnos de su colegio y trabajar incansablemente para elevar el rendimiento académico en Roslyn, su escuela.

Y todos sus esfuerzos han tenido sus frutos, ya que el establecimiento educativo ha quedado cuarto a nivel nacional entre las mejores escuelas públicas, logro que posibilita a sus alumnos acceder a mejores universidades y que eleva el valor de las propiedades inmobiliarias, ya que las casas aumentan su valor cuanto tienen una prestigiosa escuela en sus alrededores.

Pero Frank quiere más, mucho más: quiere que el colegio sea el número uno de Estados Unidos y como el gran líder que es, ha logrado contagiar su entusiasmo a su equipo y a la comunidad educativa.

Su confidente y mano derecha, Pam Gluckin (Allison Jenner) comparte con su amigo los planes y éxitos que les depara el futuro y esas estructuras, tanto afectivas como administrativas y financieras, se verán derrumbadas por una rival impensable: Rachel (Geraldine Viswanathan), una alumna de tercer año que está en el periódico escolar, que comienza a hacer muchas preguntas. Y  encuentra escabrosas respuestas.

Basado en un caso real, lo sucedido conmocionó tanto a Long Island (Nueva York), que fue la inspiración de Mike Makowsky, el guionista de la película, porque esta fue una historia que conoció de primera mano, ya que era alumno del colegio Roslyn cuando Tassone era directivo.

Jackman construye su personaje –por cierto muy complejo- con una solidez que sorprende al mostrar cada una de las facetas de este hombre, cuya imagen impecable en lo exterior –usaba trajes a medida y se hacía cirugías estéticas- escondía una realidad muy diferente. Jackman ha encontrado en este singular Tassone a una de sus mejores interpretaciones. Sus gestos, la inflexión de su voz y todo lo que transmite su rostro al final de la película, lo consagran como un gran intérprete.

El resto del elenco, con una siempre impecable Allison Jenner y un reparto que acompaña a la perfección a su protagonista, hacen de Bad Education un filme para no dejar de ver.

 Embed      

Temas relacionados: