Diario Uno Espectáculos

Lo asegura el legendario cantante que esta noche se presenta en la sala del Bustelo. Allí recreará sus inolvidables clásicos

El Puma Rodríguez: “El que no se achicharra, muere cantando”

Por UNO

“El romance con Mendoza no se termina más”, dice nostálgico con su inconfundible tono caribeño José Luis Rodríguez, aunque mundialmente conocido como el Puma. El famoso músico venezolano se  acomoda en un hotel céntrico cinco estrellas, donde busca descansar luego de un largo viaje que lo trajo directo desde Los Ángeles (Estados Unidos) a estas tierras para que ofrecer un recital en el escenario del Bustelo. El legendario cantante comienza a hablar distendido sobre su presente. Hace referencia a las intensas giras que realiza por todo el mundo, habla con orgullo de su entorno familiar y asegura que si le llegara a surgir una propuesta para volver a actuar lo pensaría muy bien antes de aceptar.

Ahora bien, Agárrense de las manos, porque el Puma está de regreso y elige palabras cariñosas para describir su vuelta a la provincia. “Vuelvo porque al amor hay que regarlo, hay que cuidarlo. Aparte porque sé que el amor que existe entre los mendocinos y mi música es interminable; pero igual, hermanito, eso se debe cuidar”, describe con su inconfundible carisma el creador de verdaderos clásicos como Baila mi rumba, Tengo derecho a ser feliz y Dueño de nada.

Seguir leyendo

Este ídolo de varias generaciones, que en los ’90 brilló en la Argentina con su singular cabellera negra y sus pegadizas canciones, llega esta noche nuevamente a Mendoza para hacer un extenso repaso de su repertorio en un show titulado Querido Puma.

“Es un lindo repaso por la mayoría de mis canciones que sé que a la gente le gustan y que ellos las esperan de la mejor manera. Esto para mí es lo mejor que me puede pasar en la vida, que todavía mi público me regale tanto amor. En este recorrido no pueden faltar Voy a perder la cabeza por tu amor, Voy a conquistarte y Culpable soy yo... y tantos otros. Aparte, arriba del escenario me divierto mucho,  entretengo a la gente, la trato de llenar de felicidad, amor y esperanza”, detalla el Puma entusiasmado, mientras esquiva hablar del presente político de Venezuela, su tierra originaria.

El cantante lleva tres años radicado en Los Ángeles y hace más de 30 que tiene su centro de operaciones en Miami. “Pues allí tengo mi oficina. Desde allí planificamos todas las presentaciones que salen. Ahora justamente estamos terminando de coordinar presentaciones en Perú, Estados Unidos y otras partes del mundo. Por suerte no paro de trabajar. Hoy estoy dedicado a la canción, llevando mis clásicos a la gente que me pide y que en definitiva me hace feliz. Mira, para mí el que no se achicharra, muere cantando. Y por ahora no pienso bajarme del escenario”, avisa José Luis.

Si bien en sus comienzos como artista, el por aquel entonces joven José Luis Rodríguez se destacó por su participación como galán en varias telenovelas venezolanas, ahora aclara que si le surge alguna propuesta de actuación la analizaría muy bien.

“En el caso de que llegue alguna propuesta para actuar lo pensaría muy bien, tiene que ser una propuesta interesante. Son muchas horas que les tendría que dedicar a las grabaciones y hoy tengo muchos shows. Entonces es por ello que digo que lo tendría que pensar mucho. Aparte, cuando no tengo presentaciones me dedico a estar con mi familia, ellos son lo más importante para mí. Por eso hablo de lo bello que es el amor y el amor de la familia no tiene comparación con nada, mi hermanito”, sostiene con una intacta vitalidad el artista de 70 años.

Al final de la entrevista, el Puma hace una pausa, se introduce en el túnel del tiempo para viajar unos 20  años hacia atrás: “Todavía tengo grabado en mi corazón y en mi mente mi presentación aquí, en el  estadio Malvinas Argentinas. Ese es y será un momento inolvidable para mí, es mi conexión con esta bella Mendoza”.

Un padre feliz por la carrera actoral de su hija Génesis

Por estos días, el Puma no sólo disfruta de su vigencia sobre los escenarios, sino también del presente actoral de su hija, Génesis Rodríguez, quien ya ha participado en seis películas de alto impacto en el actual mercado de Hollywood. Podemos nombrar títulos como Al borde del abismo, Casa de mi padre , Qué esperar cuando estás esperando, que se fueron estrenadas en 2012; mientras que este año participó en los filmes El último desafío y Doble identidad, esta última protagonizada nada menos que por Arnold Schwarzenegger.

“Ella comenzó desde muy pequeña con la actuación y ha ido creciendo hasta llegar a Hollywood. Con 25 años puedo asegurar que tiene un futuro enorme como actriz”, considera emocionado el cantante al hablar de su hija actriz.

Y se muestra orgulloso de Génesis al confesar: “Mira, no me cabe el orgullo en el pecho. Cuando la vi en la pantalla grande del cine fue una emoción que aún no tengo palabras para describir lo que viví en ese momento”.

Querido Puma

  • Género: melódico.
  • Recital: hoy, a las 22, en el Bustelo (Virgen del Carmen de Cuyo 610, Ciudad).
  • Entradas: $150, $200, $300, $350 y $400.