Literatura

El libro que está siendo sensación en Argentina

Camila Sosa Villada confirma que es uno de los grandes talentos surgidos en los últimos años. Luego de Las Malas, llega a las librerías con Soy Una Tonta por Quererte

Por UNO

En plena década de los años 90 una mujer se gana la vida como novia de alquiler de hombres gays. En un fumadero de Harlem una travesti latina conoce íntimamente nada menos que a Billie Holiday. Un grupo de rugbiers regatea el precio de una noche de sexo y a cambio recibe su merecido. Soy una tonta por quererte, de Camila Sosa Villada, reúne varios relatos y se ha convertido desde su lanzamiento hace unas semanas, en una de las novedades literarias más importantes de marzo.

Soy una tonta por quererte se compone de nueve relatos habitados por personajes extravagantes y profundamente humanos que resisten de modos tan extraños como ellos, frente a lo ominoso del mundo.

Camila Sosa Villada no es una desconocida. Después de haber escrito Las Malas sentía que debía demostrar que es una escritora con una imaginación deslumbrante y atrevida, capaz de hablar la lengua de una víctima de la inquisición mexicana y construir un universo distópico donde la existencia travesti se toma revancha.

Ella misma contó que fue Juan Forn el que le sugirió que escribiera cuentos para que todos vean que es "una escritora de verdad", y así lo hizo con su última obra.

Camila Sosa Villada.jpg
Camila Sosa Villada, autora de Soy Una Tonta Por Quererte

Camila Sosa Villada, autora de Soy Una Tonta Por Quererte

"Me dijo un día: “Vos tenés que escribir cuentos para que vean que sos escritora de verdad”. Y yo quería demostrarlo, supongo, así que me colgué escribiendo eso. Por supuesto, mi trabajo como escritora es un poco disoluto porque no tengo una técnica más que largarme a escribir y terminar a donde pueda terminar, entonces en algún momento necesité una mirada que me orientara un poco como la de un director con una actriz y la llamamos a Liliana Viola", explicó la autora en una entrevista dada a Infobae.

"Muchas veces se me trata con muchísima indulgencia porque soy travesti, es decir me permiten decir cosas que a otra persona no se lo permiten, me permiten escribir mal porque, bueno, porque soy travesti, y Liliana nunca dejó que eso pasara.Y eso para mí es un regalo porque es la única manera en la que yo puedo hacer bien mi trabajo sin esa condescendencia por mi género", explicó.

Leé un fragmento de Soy Una Tonta por Quererte

Temas relacionados: