Espectaculos Sábado, 2 de junio de 2018

Daniel Hendler: "A veces uno se pregunta por qué carajo eligió este oficio"

El actor habló a días de su regreso al teatro con la obra "Ping Pong" que cuenta con la dirección de Verónica Llinás.

El sábado 16 de junio a las 22hs. llega el estreno de "Ping Pong" con las actuaciones de Daniel Hendler y Laura Cymer, y la dirección de Verónica Llinás.

Con autoría de los prestigiosos autores brasileños María Carmen Barbosa y Miguel Falabella, el espectáculo pone en foco los avatares maritales, sus encuentros, desencuentros y crisis de pareja.

"Andaba con ganas de hacer teatro y cuando me llamó Verónica para proponerme esta obra, me pareció una gran oportunidad. El texto es muy divertido y en los ensayos fuimos trabajando nuevas capas, profundizando en la relación de los personajes, humanizándolos más allá de la gracia del gag. Fue una suerte que Laura se uniera al proyecto, es una gran compañera y tiene tremendo talento", manifestó Hendler.

Y luego indicó: "Ahora, a punto de estrenar, sobrevienen los nervios y uno se pregunta por qué carajo eligió este oficio. Pero cuando te encontrás con el público, la obra florece y te acordás que había buenos motivos para aventurarse a estas locuras. Verónica se confirma como una directora excelente, con el carácter y el vuelo que uno puede sospechar conociéndola como actriz. A veces, cuando te sugiere intenciones o te marca tonos de actuación, actúa tan bien que te la quedás mirando y preferirías que te remplace, pero igual de a poco uno se va animando y creo que para el estreno estaremos en muy buenas condiciones".

Cabe destacar que en 1998 se realizó con gran éxito por primera vez bajo el nombre de "El submarino", con Verónica Llinás y Diego Peretti como protagonistas.

"Ping Pong" se presentará de jueves a domingo en el Teatro Regina.

SINOPSIS

Rita y César se aman, especialmente cuando están separados. A veces también se odian, especialmente cuando están juntos.

Esta obra explora con humor la intimidad de una pareja compuesta por dos seres con los cuales alguien, acaso el Destino, parecería estar jugando al Ping Pong.

Dejanos tu comentario