Diario Uno Espectáculos

Pedro Barcia es un academico y escritor que sabe combinar el conocimiento e interesantes historias junto con una capacidad de narrar con calidez y buen humor.

¿Cuál es tu refrán favorito?

Por UNO

"Los muchachos de hoy casi no usan refranes. Antes la gente era más refranera, además se ha perdido la presencia del viejo en la casa, que era el que dejaba caer el refrán en mitad de una conversación como una gota de aceite", dijo el escritor Pedro Luis Barcia.

Este argentino será este martes y el miércoles una de las figuras principales de la Feria del Libro con dos actividades que organiza Diario UNO.

Seguir leyendo

En la tarde de este martes, a las 19, presentará su nuevo libro, Refranero de uso argentino, en una entrevista abierta con Jaime Correas en donde difunde los refranes más comunes de la lengua argentina:

► Agua de nos ha de beber, déjala correr.

► Alegrías de un pobre son anuncios de un pesar.

► Árbol que crece torcido nunca su rama endereza.

► El que calla, otorga.

► El comer y el rascar no piden sino empezar.

► Cuenta y razón conservan amistad.

► Cría cuervos y te sacarán los ojos.

► El que dice lo que quiere, escucha lo que no quiere.

► No dejar para mañana lo que puedas hacer hoy.

► El diablo sabe por diablo, pero más sabe por viejo.

► Nunca es tarde cuando la dicha es buena.

► Del dicho al hecho hay cierto trecho.

► Primero están mis dientes que mis parientes.

► A Dios rogando y con el mazo dando.

► Al que Dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos.

► Dios los cria y ellos se juntan.

► A buen entendedor, pocas palabras.

► Si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!

► El que espera, desespera.

► Unos nacen con estrellas y otros nacen estrellados.

► A falta de pan, buenas son las tortas.

► Nunca falta un roto para un descocido.

► Cada cual habla de la feria según le va en ella.

► Gato con guantes no caza ratones.

► Una golondrina no hace verano.

► A buen hambre no hay pan duro.

► Por la hebra se saca el ovillo.

► El hilo se corta por lo más delgado.

► El hombre propone y Dios dispone.

► Cree el ladrón que todos son de su condición.

► Donde menos se piensa, salta la liebre.

► No por mucho madrugar amanece más temprano.

► No hay mal que por bien no venga.

► Una mano lava la otra, y las dos lavan la cara.

► Cada mochuelo a su olivo.

► La mona, aunque se vista de seda, mona queda.

► La necesidad tiene cara de hereje.

► Al que nace barrigón es al ñudo que lo fajen.

► Ojos que no ven, corazón que no siente.

► Cuando una puerta se cierra, otra se abre.

► El que quiera celeste, que le cueste.

► Quien bien te quiere te hará llorar.

► A rey muerto, rey puesto.

► A río revuelto, ganancia de pescadores.

► Cuando el río suena, agua lleva.

► El que tiene tienda, que la atienda; y si no que la venda.

► De buen vino, buen vinagre.

► Donde hay yeguas, potros nacen.

► Yerba mala nunca muere.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed