Diario Uno > Espectáculos > Cacho Fontana

Cacho Fontana desmintió su muerte: "Me tienen para rato"

El histórico locutor tiene 89 años y está internado en el Hospital Fernández, en Buenos Aires, por un cuadro de neumonía por Covid

El histórico locutor de radio y conductor televisivo Jorge Cacho Fontana desmintió su propia muerte luego de que se difundiera erróneamente en las redes sociales y programas televisivos. El prócer de los medios habló animadamente y agradeció a quienes mostraron preocupación por él.

Cacho Fontana desmintió la versión de su deceso en diálogo con Diego y Alfredo Leuco, en Radio Mitre. “Para el público un cariño enorme. Me tienen para rato”, dijo. Incluso se tomó con humor la situación errónea: "Hay que organizarlo bien, cuando pase" bromeó.

Si bien la charla fue breve, Cacho le agradeció a Diego Leuco "por este momento tan enriquecedor". Luego le mandó un abrazo grande y expresó que lo quiere mucho. Es más, dijo que le gustaría estar al lado de Alfredo Leuco para seguir aprendiendo, quien sin duda es uno de los maestros de la locución argentina.

Cacho Fontana también habló con radio La Red: "Me han inventado tantas cosas que una muerte es una pavada más"

Para desmentir la muerte del popular locutor su hija, Antonella Fontana negó los rumores a través de Twitter:

https://twitter.com/AntoFontanaok/status/1386779003667759105

Fontana fue ingresado el sábado por la noche al Hospital Fernández, del barrio porteño de Palermo. Presentaba un cuadro de neumonía luego de contagiarse por segunda vez de Covid-19. También tuvo que ser llevado de urgencia porque sufrió una insuficiencia cardíaca.

El legendario locutor cumplió 89 años el viernes y se vacunó unos días antes contra el Covid-19. Como muchos saben, Cacho Fontana ya se había contagiado de coronavirus en julio del año pasado. Una vez que recibió el alta, regresó a la residencia geriátrica donde vive, pero al poco tiempo tuvo que ser nuevamente hospitalizado por un cuadro de deshidratación.

En las semanas del 2020 que tuvo el virus, se lo trató como paciente asintomático durante varios días. Pero su cuadro derivó en una neumonía y tuvo que ser internado. Para colmo, en febrero había recaído con otro cuadro de neumonía y tuvo que ser atendido de urgencia una vez más. Cuando se repuso, recibió la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca.

Seguir leyendo