Diario Uno > Espectáculos

A los 73, tapa de Vogue

La actriz, cantante y compositora estadounidense Tina Turner, de 73 años, ocupa la tapa de la prestigiosa revista “Vogue” en la edición alemana del mes de abril.

Las portadas de las revistas de moda son como de ciencia ficción para el común de las mortales. De hecho, casi es más fácil encontrarse a un unicornio por la calle que a una de las mujeres que nos saludan desde esas publicaciones, jóvenes con un cutis sin mácula, pelazo de heroína prerrafaelista y cuerpo 10.

Menos mal que, de vez en cuando, sale alguna que se escapa de tanta perfección anodina y puñetera y demuestra que el atractivo y la belleza puede escaparse de esos rígidos baremos.

Y que las mujeres cuando cumplen los 40 no se volatilizan. Es el caso de Tina Turner, que en la edición alemana del mes de abril brilla en la portada de la reina de las revistas, el glamoroso 'Vogue'.

A sus 73 años se convierte en la mujer más mayor que ha tenido este privilegio. Su 'antecesora' en este récord era la actriz Meryl Streep, que posó a los 62 años para la biblia de la moda.

Vestida con una blusa de seda azul oscuro de Armani, la estrella del rock parece haber hecho un pacto con el Diablo: pechos en su sitio, corte de pelo juvenil, rostro fresco... y eso que no se ven sus míticas piernas, que ha lucido -y con razón- hasta la saciedad.

¿Dónde está el secreto? Como ya todos somos muy escépticos, el photoshop y la cirugía pueden ser algunas de las explicaciones, pero no cabe duda de que tiene una excelente materia prima.

Y algo más que, en cierto momento de tu vida, impide que te conviertas en un fantoche que quiere emular el aspecto de una chica de instituto: sentido común.

"Para mí, envejecer no significa nada. El origen de la preocupación está en uno mismo, y, para superarla, hay que enfrentarse a esos miedos. Si el problema está en la salud, hay que intentar cuidarse. Si se trata del aspecto físico, siempre hay algún remedio a mano; un corte de pelo, otra forma de maquillaje, un cambio de vestuario... Si yo me veo una mañana con cara de vieja, pues me maquillo más o me tiño el pelo. Así vivimos en el mundo del entretenimiento", detalló hace años a un periódico de Suiza, país donde vive desde mediados de los noventa, que le ha aportado serenidad y que quizá ha ralentizado el reloj para ella. Aunque quizá la clave de su buen aspecto sea otra. Una que ella misma desveló hace mucho tiempo: hacer el amor todos los días. No sabemos si esto le ha quitado arrugas, pero seguro que le ha dado satisfacciones.

 Embed      

Te puede interesar...