El verano está por llegar, y es el momento ideal para llenar nuestro huerto del jardín con hortalizas de estación. Este mes tan particular exige algo de conocimiento específico, ya que la falta de lluvia y las altas temperaturas hacen que muchos jardineros nóveles cometan errores que les costarán meses de trabajo.

Estas son las verduras que debes plantar en mayo en el huerto de tu jardín

Espinaca

espinaca.jpg
Cultivar espinaca en el jardín nos asegura las mejores ensaladas.

Cultivar espinaca en el jardín nos asegura las mejores ensaladas.

Este mes se presta para plantar espinaca, una planta muy nutritiva con alto contenido de hierro, que nos servirá tanto para ensaladas como para tartas y otras preparaciones cocidas. El cultivo puede estar listo en dos o tres meses. El proceso es sencillo: hay que remojar las semillas por las menos dos horas, y retirar las que floten en el líquido.

Un detalle importante a tener en cuenta es que la tierra en la que las plantemos debe estar suelta y permitir bien la absorción de agua. No es necesario que estén al sol, por lo que podemos aprovechar con ellas los lugares de sombra del huerto. Como en otros cultivos que crecen en esta época, es recomendable mantenerla bien hidratada, pero sin que se formen charcos en el suelo.

Remolacha

remolacha.jpg
La remolacha agrega color al huerto, y sabor a la cocina.

La remolacha agrega color al huerto, y sabor a la cocina.

Este delicioso tubérculo puede crecer sin problemas si lo plantamos en mayo. Una de las ventajas que presenta es que el riego que necesita es moderado, por lo que consumirá menos agua que otras plantas que también se plantan por estas fechas, y se demoran cerca de tres meses en estar listas.

No son particularmente laboriosas. Se plantan surcos poco profundos, de 1 a 2 centímetros, con semillas cada 20 centímetros. En esta primera etapa sí consumen mucha agua, por lo que hay que mantenerlas húmedas hasta ver los primeros brotes. Una vez que estos se produzcan, esperaremos a que tengan 4 o 5 hojas y quitaremos las plantas más débiles. Hay que cuidar este cultivo del frío, pues es muy sensible.

Perejil

perejil-maceta.jpg
El perejil prácticamente no ocupa espacio.

El perejil prácticamente no ocupa espacio.

Si hay una planta que cualquier aficionado a la horticultura o a la cocina debe tener en casa es el perejil. Este versátil condimento tiene el beneficio de que crece sin problemas en una maceta, lo que nos ahorra espacio si nuestra huerta es pequeña.

Para utilizar este método, sólo hay que llenar la maceta con tierra y dejar las semillas a un centímetro de la superficie. Con mantener la tierra húmeda alcanzará para ver los primeros brotes en 15 días. A los dos o tres meses ya tendremos plantas para cosechar.

►TE PUEDE INTERESAR: Jardín: el fertilizante casero con plátano para que tus plantas crezcan fuertes

Calabacín

calabacin.jpg
El calabacín es una delicia en la cocina.

El calabacín es una delicia en la cocina.

Los calabacines son un lujo en la cocina, y bien vale la pena intentar cultivarlos en nuestro jardín. Hay que tener en cuenta que este cultivo ocupa mucho espacio, por lo que no es el más recomendable si estamos en un lugar pequeño. Lo bueno que tienen es que se adaptan fácilmente al suelo, por lo que crecerán bien en casi todos lados.

Para plantarlos, hay que colocar dos semillas a 2 centímetros de profundidad. Deben estar separados casi un metro entre ellos. En un principio no exigen mucho riego, pero esto cambia cuando aparecen los primeros frutos. En ese momento se debe realizar un riego profundo, y dejar la planta descansar hasta que las hojas parezcan faltas de agua. Ese proceso se repite hasta que las flores aparezcan, momento en el que se pasa a un riego esporádico y sin encharcar. Los primeros frutos se pueden recoger a los 40 días de la siembra.

Temas relacionados: