Distinguida por la FEM

Romina Canales, la científica que pasó del trabajo de laboratorio a dirigir una exitosa empresa

Junto con otros cuatro socios puso en marcha un proyecto para fabricar solventes biodegradables. Una Incubadora internacional se interesó en su emprendimiento y la firma no para de crecer

Cuando comenzó la pandemia, María Romina Canales, una joven licenciada en Farmacia y doctora en Química, recién se había inscripto en un posgrado sobre Química Verde, en la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo. Allí comenzó a gestarse como proyecto lo que hoy es una realidad en el mundo de las startup: BioEutectics, una empresa mendocina dedicada a la fabricación de solventes biodegradables.

Romina Canales y equipo.jpg
Romina Canales (primera de derecha a izquierda) y sus compañeros del equipo de BioEutectics, quienes son los fundadores del proyecto que se convirtió en una startup

Romina Canales (primera de derecha a izquierda) y sus compañeros del equipo de BioEutectics, quienes son los fundadores del proyecto que se convirtió en una startup

Esta firma empezó como una propuesta de Canales y de cuatro jóvenes más: Tomas Silicaro, Sergio Pasini, Fernanda Silva y Federico Gómez. Con su emprendimiento pudieron acceder a la incubadora de empresas GRIDX, que se dedica a hacer realidad proyectos científicos con base empresaria.

TE PUEDE INTERESAR: Luis Petri calificó al Presidente de mitómano compulsivo y de estar fuera de sí

Por este emprendimiento, Romina Canales fue distinguida con el premio Joven Empresaria Mendocina, que otorga la Federación Económica de Mendoza (FEM)

Romina dialogó con Diario UNO para contar cómo fue el paso desde un trabajo eminentemente científico a uno más ligado al sector de los negocios y el emprendedurismo.

De la ciencia a los negocios

Recién comenzaban a cursar el posgrado en Química Verde, cuando a Romina y a sus colegas los sorprendió la pandemia. "Era realmente difícil intentar armar un proyecto en esas condiciones, pero nos pusimos manos a la obra", contó la joven empresaria, que en su momento no se imaginaba que su idea se convertiría en una empresa.

Romina Canales laboratorio.jpg
Romina Canales, fundadora de la empresa mendocina que se formó en una incubadora de negocios internacional

Romina Canales, fundadora de la empresa mendocina que se formó en una incubadora de negocios internacional

Sin embargo, en el mismo posgrado ella y los demás fundadores de BioEutectics S.A, se cruzaron con la desarrolladora GRIDX, que se encarga de transformar ideas científicas en startups. El lema de esta incubadora es "que la ciencia pase del laboratorio al mercado para que se pueda pasar del conocimiento al impacto".

En líneas generales, ayuda a los científicos a hacer algo para lo que el estudio universitario no los prepara: armar un negocio con base científica.

TE PUEDE INTERESAR: Cuando las redes sociales se vuelven un coto de caza para los delincuentes

Este grupo de investigadores venía experimentando para conseguir solventes biodegradables que reemplazaran a productos como la acetona, el metanol o el hexano, que sí dejan residuos en el medioambiente que hay que tratar.

Estos solventes biodegradables se utilizan en la fabricación de alimentos, pinturas y de fármacos, entre otras industrias.

Romina contó que la incubadora le vio, desde el principio, potencial a la propuesta de este grupo de científicos y por esto, se decidió a darle el impulso inicial.

Cómo se desarrolló BioEutectics y en qué etapa se encuentra

Lo primero que se estudió, según contó la empresaria, es la viabilidad del proyecto. Al detectar que se podía concretar y que en el mercado había un importante nicho al que apuntaba la fabricación de estos solventes, con el apoyo de GRIDX comenzaron a darle forma al plan de negocios.

Romina Canales premio 2.jpg
El premio Joven Empresario Mendocino, que entrega la Federación Económica Mendocina (FEM) este año fue para la científica y empresaria Romina Canales

El premio Joven Empresario Mendocino, que entrega la Federación Económica Mendocina (FEM) este año fue para la científica y empresaria Romina Canales

Luego y ya con la primera etapa de la inversión, se montó el laboratorio, donde se dio origen a la fabricación de los primeros solventes ecofriendly, es decir, que no provocaran impacto negativo en la naturaleza.

Actualmente, lo que se necesita es darle escalada a la producción, ya que con los volúmenes que están trabajando ya el laboratorio no da abasto. Para esto se utilizará la segunda parte de la inversión, y es en lo que se está concentrando su empresa ahora.

Una distinción para salir del desconocimiento

Romina Canales premio Fem.jpg
Romina Canales durante la entrega de la distinción que otorga la FEM

Romina Canales durante la entrega de la distinción que otorga la FEM

Romina explicó que la importancia de esta distinción tiene que ver con la posibilidad de conexión entre el mundo empresario y el científico.

Para los empresarios, nosotros éramos desconocidos e igualmente ellos para nosotros. Haber sido nombrada como joven empresaria mendocina me da la posibilidad a mi, tanto como a los demás fundadores de BioEutectics de comunicar lo que hacemos Para los empresarios, nosotros éramos desconocidos e igualmente ellos para nosotros. Haber sido nombrada como joven empresaria mendocina me da la posibilidad a mi, tanto como a los demás fundadores de BioEutectics de comunicar lo que hacemos

explicó la joven empresaria.

Temas relacionados: