De tanto mirar el Cordón del Plata desde su Chacras de Coria natal, aprendió a amar ese manto blanco que cubren los cerros, y cuando su padre lo llevó por primera vez a Las Leñas, pese a tener 38° de fiebre, y apenas cuatro años, Andrés Martínez Giardini se calzó los esquíes, y comenzó un romance que marcó la huella de su vida, bien impresa en la nieve. Es uno de los mendocinos destacados del momento, y representará a Argentina en una competencia internacional.

Hoy, con 30 años, alterna su residencia entre Mendoza y Aspen, Colorado, trabajando como instructor en ambos centros invernales de fama mundial. Precisamente en Aspen, Andrés representará junto a un grupo de otros nueve argentinos en el próximo Mundial de Esquí Sincronizado (Aspen World Synchro Championship) a disputarse entre el 7 y 9 de abril próximos.

Los argentinos que integrarán el prestigioso equipo Argenteam, junto a Andrés, son: Juan Ignacio Crescitelli, Luciano Ramonda, Santiago Bustamante, Diego Marro, Alexis Crespo, Ivo Puchner, Bauman Manuel Gaite, Juan Ignacio Masut y Mauricio Masut. El entrenador es el neuquino David Tressens (Villa La Angostura), ganador con esta escuadra en la edición 2017 de este campeonato.

martinez-giardini-02.jpg
Andrés es el capitán del equipo de Esquí Sincronizado Argenteam, que participará del Mundial a disputarse la primera semana de abril próximo en Aspen.

Andrés es el capitán del equipo de Esquí Sincronizado Argenteam, que participará del Mundial a disputarse la primera semana de abril próximo en Aspen.

El Campeonato de Esquí Sincronizado consiste en armar figuras sincronizadas, las cuales son juzgadas por profesionales con experiencia en el tema a nivel mundial. El total de las figuras a presentar son 3, de las cuales una es obligatoria e idéntica para todos los equipos y otra se repite una vez, dando así un total de cuatro bajadas por cada equipo. El resto de las figuras son armadas por el entrenador en conjunto con el equipo. Las figuras pueden estar armadas por seis u ocho personas, en caso del equipo argentino, será de ocho.

martinez-giardini-argenteam.jpg
Argenteam. Este es el equipo completo, con su entrenador, que representará a nuestro país en una cita mundial de deportes de invierno.

Argenteam. Este es el equipo completo, con su entrenador, que representará a nuestro país en una cita mundial de deportes de invierno.

La historia de una pasión "blanca"

Martínez Giardini es un instructor de Esquí Nivel 3 -certificado por AADIDESS- además de Ingeniero agrónomo y cuenta sus inicios en los deportes de invierno: "Todos los años tratábamos de ir a esquiar con mi familia, por lo menos un fin de semana al año, ya fuera a Las Leñas, Penitente o a nuestro amado país vecino, Portillo, ya que eran los lugares mas accesibles que teníamos", recordó. Luego continuó: "Al pasar los años siempre fue una ilusión familiar poder ir a esquiar y conocer otros centros de esquí en Argentina o Chile, ni hablar de Europa y Estados Unidos, pero todo quedó en una mera ilusión y planificación que nunca se concretaba".

Luego de una adolescencia feliz, llegó el momento de tomar decisiones. "Siempre me interesó mucho los deportes, la naturaleza y los animales. Así fue como mis opciones más fuertes eran, estudiar periodismo deportivo, veterinaria o agronomía, el problema más grande de las primeras dos carreras era que, si me quería especializar bien, sabía que tenia que estudiar en otra ciudad. Por eso decidí no hacerlo y quedarme en Mendoza con mi familia. Se ve que en ese momento no me gustaba tanto viajar o alejarme de mi ciudad natal (risas). Entonces opte por estudiar agronomía, siguiendo mis gustos por la naturaleza y animales en conjunto, y también por la influencia inconsciente de mi padre y mi hermano, ambos ingenieros agrónomos", confesó Andrés.

martinez-giardini-03.jpg
Andrés tiene aprobado el curso de instructor de esquí de Nivel 3, lo que lo habilita para trabajar en los centros invernales de Las Leñas y Aspen.

Andrés tiene aprobado el curso de instructor de esquí de Nivel 3, lo que lo habilita para trabajar en los centros invernales de Las Leñas y Aspen.

De la ingeniería a cursar para instructor de esquí

En su época de estudiante Andrés tuvo que tomar otra decisión importante, tanto, que cambiaría su vida, haciéndola mejor. "Recuerdo un día en Las Leñas, con mi familia, cuando ya habíamos terminado de esquiar y nos estábamos subiendo al auto para volver a nuestra casa, vi pasar a dos instructores en su larga caminata a su residencia, y me pregunte, ¿Qué tal será esa vida? - Debe ser divertida, me dije, ojalá algún día pueda experimentarla, porque debe ser increíble pasar mucho tiempo entre montañas, con amigos, disfrutando de un deporte único, pensé".

Ese día nació un anhelo y un compromiso personal que lo llevaba a una vida plena, soñada. Quería ser instructor de esquí. "En el año 2016, llegando al final de mi carrera universitaria, comencé a preguntarme, que iba a ser de mi futuro, que es lo que quería, y que iba a hacer con el tiempo libre cuando me recibiera, si es que no conseguía trabajo. Pero lo único que sabia, era que no quería recibirme y empezar a trabajar en una empresa inmediatamente y así pasar el resto de mi vida", confesó el deportista mendocino.

"Entonces de a poco recordé la deuda conmigo mismo y empecé a averiguar como se hacia para ser instructor. Contacte a una conocida que trabajaba en Las Leñas y me comentó sobre un curso de esquí que se dictaba ahí durante una semana, y en caso de aprobarlo, te permitía trabajar en ese centro de esquí con clases grupales de niños", agregó el esquiador.

martinez-giardini-04.jpg
Trabajando en Aspen, Andrés Martínez Giardini se codea con estrellas de Hollywood y gente famosa del jet set internacional.

Trabajando en Aspen, Andrés Martínez Giardini se codea con estrellas de Hollywood y gente famosa del jet set internacional.

El mundo del esquí profesional: de Las Leñas a Aspen

Tras haber cumplido con la "formalidad" de recibirse de una carrera universitaria, Andrés fue por sus sueños. "Así fue como después de recibirme de ingeniero, en marzo del 2016, con unos ahorros que tenía de haber trabajado temporalmente en una bodega, me inscribí al curso llamado IEF. El primer paso a esta vida que llevo ahora comenzó en Las Leñas en julio. Cursé durante siete días y aprobé el examen que me habilitó para trabajar en ese centro de esquí durante la temporada 2016", describió.

EL primer paso estaba dado dentro del mundo de los deportes invernales. Allí Martínez Giardini descubrió que en Bariloche está la Asociación Argentina de Instructores de Esquí y Sonowboard (AADIDESS) y la carrera de Instructorado de Esquí, que consiste en cinco niveles, y se inscribió.

"Cursando mi primer nivel de instructor de esquí, conocí a un gran amigo y compañero de trabajo, Lucas Guiñazú, persona importante en mi vida como instructor, porque de se mano llegué donde estoy ahora, trabajando en Aspen", recordó el mendocino.

Luego sumó que "mientras cursaba el Nivel 1 en Las Leñas, una amiga me comentó que trabajaba para una empresa de Buenos Aires, encargada de llevar gente de Mendoza y otras provincias, a trabajar a Estados Unidos, bajo un programa llamado Work and Travel, el cual está destinado a jóvenes estudiantes, que durante el periodo de vacaciones, se van a trabajar a Estados Unidos para hacer una experiencia laboral y poder viajar".

Continuando sus estudios de instructor, Andrés obtuvo la visa necesaria para viajar al país del Norte, y pudo comenzar a trabajar en el centro invernal Northstar, cerca del lago Tahoe, en California.

Pero no todo era nieve. También pesaba el título de ingeniero agrónomo, y aprovechando la cercanía, alquiló un auto y viajó a la californiana Napa Valley para estudiar la vitivinicultura estadounidense. Hoy, este mendocino tiene en nuestra provincia una marca de vinos, llamada Novato.

La vida de Andrés cambió para siempre, y ya trabajando en Aspen, pudo codearse con el jet set y conocer a grande figuras de Hollywood. Ahora le toca un nuevo desafío, deportivo: el de liderar al equipo argentino en el Mundial de Esquí Sincronizado.