La suba en los precios y las dificultades de financiamiento hicieron que el 2018 cierre de manera más que negativa respecto de la venta de electrodomésticos. Referentes del sector aseguran que la baja en el consumo se equipara a la última que ocurrió luego de la última gran crisis económica en 2002.

La caída se da dentro de un contexto económico recesivo y de baja de consumo en general, pero que tenía al rubro de indumentaria como uno de los más afectados.

En este caso se produjo una particularidad y tiene que ver con que desde enero hasta junio las ventas iban en alza, incluso con buenos números por el Mundial de fútbol de Rusia. Sin embargo, desde agosto inició un descenso imparable que preocupa a los referentes del sector.

“En los primeros seis meses del año tuvimos muy buenas ventas, así que la crisis nos golpeó doblemente, porque todos teníamos buen stock preparados para continuar con el crecimiento y de golpe empezó la caída abrupta”, aseguró Daniel Reig, dueño de Casa Reig, en diálogo con Radio Nihuil.

El empresario dijo que se trata de la caída de ventas más fuerte desde el año 2002, y que algunos productos sintieron el impacto más que otros.

Por ejemplo, las heladeras tuvieron un aumento de precios significativo que hicieron que se estancara la venta, mientras que el aumento de las tarifas y la primavera con temperaturas más otoñales que de verano generaron poco movimiento respecto de los aires acondicionados.  Las notebooks y computadoras también bajaron, a pesar de que los precios empezaron a retroceder pro las posibilidades de importación.

El producto que no disminuyó y se mantiene son los smartphones. “Es una demanda totalmente inelástica, porque no podemos vivir sin celulares”, agregó Reig.

 Embed      
Bajó la venta de electrodomésticos
Bajó la venta de electrodomésticos
 Embed      
Bajó la venta de electrodomésticos
Bajó la venta de electrodomésticos
 Embed      
Bajó la venta de electrodomésticos
Bajó la venta de electrodomésticos

Dificultades para financiar

Las altas tasas de interés generaron una fuerte restricción en el financiamiento, lo que impactó directamente en el consumo de los mendocinos, sobre todo en el rubro de los electrodomésticos.

“Hay que pensar que gran parte de los consumidores financian sus consumos en las tarjetas, no pagan el total de las deudas, y las altas tasas de interés les comen una parte importante de sus ingresos, y no pueden disponerlos para otros consumos. Las altas tasas a su vez no permiten que nosotros vendamos con buenos planes”, graficó el empresario.

Productos navideños

Dentro de los artefactos que suelen venderse mayoritariamente para Navidad están los que tienen que ver con el cuidado personal. En ese grupo destacan las planchas y secadores de pelo, rizadores, corta barbas, afeitadoras, y máquinas depiladoras.