La ANSES estimó este viernes que con la nueva ley de modificación de Ganancias aprobada por el Senado, y que establece un nuevo piso, unos 130 mil jubilados y pensionados dejarán de tributar el impuesto. En el caso de las jubilaciones y pensiones se eleva el Mínimo No Imponible (MNI) de 6 haberes mínimos (123.429 pesos) a 8 haberes mínimos (164.572 pesos).

Además, la ley estipula que el Mínimo No Imponible se ajuste trimestralmente: en marzo, junio, septiembre y diciembre, es decir, acorde a la fórmula de movilidad, acompañando el incremento de los haberes de manera automática.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FFerRaverta%2Fstatus%2F1380520039275716615

El impacto de esta medida en los beneficios previsionales será de entre 3.100 y 4.200 pesos mensuales, según el monto de los haberes, para cada uno de los jubilados y pensionados que dejan de pagar Ganancias.

Esto se traducirá en un total de 6.200 millones de pesos que se inyectarán al consumo interno. "Este cambio es muy importante, porque el dinero se volcará al consumo interno, moviendo así el círculo virtuoso de la economía y ayudando directa e indirectamente a toda la actividad productiva de la Argentina", evaluó la directora ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta en un comunicado del organismo previsional y de la seguridad social.

En diciembre de 2015 pagaban el Impuesto a las Ganancias 62 mil beneficiarios, mientras que, en el mismo mes de 2019 este número se elevó a 163 mil, según la ANSES. Con la implementación de la nueva ley lo abonará solo el 0,4% del total jubilados y pensionados.

Seguir leyendo