Economía Alberto Fernández

Qué son las Leliq, a cuyos intereses le apunta Alberto Fernández

Por UNO

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, puso en el centro de la discusión los intereses de la Leliq. Se comprometió, en caso de ganar las elecciones, a defaultear el pago de los intereses de Letras de Liquidez.

El ex jefe de Gabinete pretende con ese dinero financiar un aumento del 20% de las jubilaciones y así, en parte, movilizar el mercado de consumo interno.

El stock de Leliq alcanza los $ 1.177.349 millones.

Las Leliq son letras del Banco Central (BCRA) a 7 días a las que solo puede acceder los bancos.  Son deuda del BCRA con entidades financieras.

Fueron lanzadas el 11 de enero de 2018 para ofrecer a los bancos una forma de manejar sus necesidades de pesos de corto plazo mediante un instrumento con mercado secundario (es decir, que se puede comprar y vender diariamente).

Según explica El Cronista: De esta manera, trataban de darle a a las entidades una alternativa diferente de las Lebac, que dijeron adiós al mercado en diciembre pasado, cuyo stock ya superaba el billón de pesos y empezaba a preocupar a Sturzengger.

Te puede interesar:  Todos los detalles del nuevo Ahora 12: qué rubros incluye, cómo es y hasta cuándo.

Pese a cierto entusiasmo inicial, los bancos dejaron pronto de invertir en Leliq porque las Lebac tenían una tasa más atractiva y mucha liquidez. Cuando Luis Caputo llegó al BCRA impulsó la desaparición definitiva de las Lebac y convirtió a la tasa de Leliq en la referencia de la política monetaria.

Primero fijó el rendimiento en 40%, luego lo llevó a 45% y finalmente, como respuesta a la escalada del dólar hacia fin de agosto, lo aumentó a 60%. Con la llegada de Guido Sandleris, se informó que desaparece la tasa de referencia y afirmó que las fluctuaciones que el rendimiento de estas letras a 7 días pueda tener no debería afectar de forma significativa las tasas al público.

Sin embargo la inflación no cedió como se esperaba. De todos modos, Sandleris aseguró que hasta que la inflación no muestre signos de una desaceleración consistente, la tasa mínima de las Leliq continuaría en 60%, ahora ya se coloca en 58%. No obstante ese piso, fluctuará para ir administrando la cantidad de pesos en la calle de forma que se correlacione con el objetivo de mantener estable la base monetaria.

Un detalle importante es que esos intereses que la entidad de la calle Reconquista convalide serán pesos que vuelvan a la economía en cada Leliq que venza. De esta forma, la tasa de dicho instrumento será presionada hacia arriba si el BCRA quiere cumplir con su objetivo de frenar la emisión monetaria.

Fuente: El Cronista

Dejá tu comentario