Potenciar Joven es un nuevo plan del ministerio de Desarrollo Social por el que se asiste a jóvenes durante un año con el pago de $8.500 por mes. A quiénes va dirigido y qué requisitos hay que cumplir para inscribirse.

El ministro de Desarrollo social, Daniel Arroyo, brindó más precisiones sobre el programa Potenciar Joven, una versión del Potenciar Trabajo pero dirigido a jóvenes de 18 a 29. Uno de los principales objetivos del plan es que los chicos terminen el secundario.

Te puede interesar...

"Son financiados con una beca por 12 meses para ponerlo en marcha (el proyecto) y acompañamos la terminalidad educativa", sostuvo.

"Los que están más complicados en la Argentina de verdad son los jóvenes", dijo el ministro y explicó que hay "casi 50% de pobreza entre los jóvenes de 18 a 25 años".

Potenciar Joven ofrece a este grupo etario "una beca de $8.500" que es "una ayuda para vincularse con el mundo del trabajo, en particular para las jóvenes, donde tenemos un desocupación muy alta".

potenciar joven.jpg
Potenciar Joven: cómo cobrar los $8.500 por mes por un año

Potenciar Joven: cómo cobrar los $8.500 por mes por un año

Inscripción al Potenciar Joven para cobrar $8.500 por mes

  • Requisitos: jóvenes de entre 18 y 29 años en situación de vulnerabilidad.
  • Información para la inscripción en el Potenciar Inclusión Joven: se puede escribir a inclusionjoven@desarrollosocial.gob.ar.

Los jóvenes que se inscriban contarán con una asignación mensual de recursos ($8.500) para "la inclusión joven de manera directa e individualizada" en los proyectos, durante los doce meses de implementación.

La inscripción se genera a través de distintos convenios celebrados con municipios, provincias e instituciones de la sociedad civil.

La herramienta apunta al financiamiento de proyectos socioproductivos, sociolaborales y sociocomunitarios.

¿De qué se trata el plan "Potenciar Joven?

Qué proyectos financia el Potenciar Inclusión Joven

  • Proyectos de tipo socio productivos: emprendimientos con posibilidad de desarrollarse a partir del trabajo de sus propios miembros, en carácter asociativo;
  • Proyectos de tipo socio comunitarios: iniciativas de desarrollo territorial que pueden incluir instancias socioeducativas y de formación, de recreación y de acceso a los bienes culturales por parte de la comunidad sobre la que operan;
  • Proyectos de tipo socio laborales: espacios asociativos orientados a las capacitaciones de formación para el trabajo.