Diario Uno Economía residuos
Parque Industrial

Planta de tratamiento de residuos en Luján empleará a 30 trabajadores de manera directa

Recoil, que ya trabaja en Luján, hizo un inversión de 2 millones de dólares. Generará 120 empleos indirectos y traerá una solución ambiental a Mendoza

Por UNO

La empresa Recoil ya está trabajando en el Parque Industrial de Luján y se espera que en los próximos días se haga la inauguración oficial cuando ya esté habilitado este nuevo espacio de Mendoza. Esta compañía, liderada por empresarios jóvenes, ya cuenta con una plantilla de 10 colaboradores directos a los que, cuando esté funcionando a pleno, sumará otros 20.

Se trata de una planta de tratamiento de residuos de hidrocarburos, orientada a la protección ambiental y en la que el reciclaje es continuo, por lo que la mayor parte del agua que se utiliza vuelve a usarse por el método de retroalimentación y el agua que queda, que es muy poca, sirve para riego.

Los emprendedores son sub 40. Se trata de Pablo Piotante y Matías Craia, titulares de la compañía, cuyo gerente es Sebastián Jorro Barón, quien dio algunos detalles del emprendimiento a Diario UNO.

Planta de Hidrocarburos9pg.jpg
Pablo Piotante, Nahuel Weber (de Protección Ambiental), Miram Skalany, Humberto Mingorance, Matías Craia y Sebastián Jorro Barón.

Pablo Piotante, Nahuel Weber (de Protección Ambiental), Miram Skalany, Humberto Mingorance, Matías Craia y Sebastián Jorro Barón.

La planta está equipada para el tratamiento de las corrientes de residuos peligrosos mediante una columna de destilación. "Este es un proceso de reciclaje continuo, no se tira nada", explicó Jorro Barón y amplió: "La deshidratación se hace por un proceso de dilatación. El agua tiene un 70% de contenido salínico y se retroalimenta en la limpieza de los tambores. Es un reciclaje continuo y una solución ambiental para Mendoza".

Ambiente recorrió las obras de la planta de tratamiento de hidrocarburos a pocos días de la inauguración en el Parque Industrial de Luján. Además de la protección ambiental que significará se generarán 30 puestos de trabajo directo y 120 indirectos.

La planta fue sometida a evaluación por parte de la Dirección de Protección Ambiental de la Secretaría de Ambiente y obtuvo la correspondiente Declaración de Impacto Ambiental (DIA) luego de haberse realizado la audiencia pública.

El titular de la cartera de ambiente provincial, Humberto Mingorance, explicó que “este tipo de planta viene a dar solución a una necesidad que tiene nuestra provincia en cuanto al tratamiento de determinadas corrientes de residuos peligrosos, fundamentalmente generadas por la actividad petrolera”.

“Aquí se realizará el tratamiento de corrientes líquidas que contienen hidrocarburos provenientes de lavado de tanque, fondo de tanques, incidentes, etcétera”, detalló y fijo también: “Es una importante inversión que supera los 2 millones de dólares. Se trata de capital mendocino que va a generar 30 puestos de trabajo directo y 120 puestos de trabajo indirectos, teniendo en cuenta el transporte y otras etapas del procedimiento”.

El procedimiento que permitirá procesar 60 m3/día de residuos. “En la columna de Destilación se produce la deshidratación de la carga. Los vapores de cabeza o vapores de agua salen por la parte superior del equipo y por la parte inferior, el fondo o hidrocarburo recuperado, el cual será entregado para su comercialización”, señaló Miriam Skalany, directora de Protección Ambiental.

“Somos una empresa comprometida con la sostenibilidad, sustentabilidad y el cuidado del ambiente. Actualmente estamos trabajando y realizando retiros de residuos peligrosos bajo las normativas establecidas en la Ley 5.917 decreto reglamentario 2.625 de la Provincia de Mendoza y Ley 2.4051, Ley Nacional de RRPP. Operamos corriente de Residuos Peligrosos habilitados por la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial (SAYOT) de la Provincia de Mendoza bajo el Certificado Ambiental (O-N°000095)”, comentaron los titulares de Recoil, Pablo Piotante y Matías Craia.