Diario Uno Economía Coronavirus en Mendoza
Pandemia

A los hoteles les conviene más estar cerrados que con pocos clientes

Por UNO

El presidente de la Cámara de Hoteleros de Mendoza, Adrián González afirmó que no tienen reservas y que para que el negocio les sea rentable necesitan un 30% o 40% de ocupación. Por ello es que asegura que en este contexto de pandemia es más barato tener alojamientos cerrados antes que con pocos huéspedes.

Te puede interesar: Dos bebés con coronavirus y cuatro casos sin nexo preocupan en Mendoza

"No tenemos reservas y es lógico si no hay cines, teatro ni actividades para chicos y grandes más allá de los restaurantes, que sólo pueden ocupar la mitad de sus locales. Además, la gente no tiene disponibilidad de dinero", indicó González a Radio Nihuil.

"Para un punto de equilibrio un hotel necesita una ocupación de 30% o 40%. Ningún hotel lo puede generar hoy. Tener 25 habitaciones diarias cubiertas a una tarifa de $5.000 podría significar el equilibrio. Por eso es más barato estar cerrado que abierto" "Para un punto de equilibrio un hotel necesita una ocupación de 30% o 40%. Ningún hotel lo puede generar hoy. Tener 25 habitaciones diarias cubiertas a una tarifa de $5.000 podría significar el equilibrio. Por eso es más barato estar cerrado que abierto"

Adrián González, presidente de la Cámara de Hoteleros de Mendoza

Seguir leyendo

Sobre el futuro de la actividad, el dirigente empresario dijo que es incierto: "Después de la cuarentena, no sabemos cuántos van a volver pero vana a ser varios los que no puedan reabrir. Algunos están cerrados hasta ver qué pasa y otros estudian cambiar de rubro para convertirse en departamentos o clínicas".

Te puede interesar: Nuevo monto para el bono de ANSES

Del Valle de Uco o la zona de montaña señaló González que "ya sabemos que Potrerillos no va abrir. Es muy caro poner en marcha las calderas y la luz para 2 o 3 huéspedes. Los cabañeros sí tienen reservas pero los legales compiten con la informalidad que les come parte del mercado".

También se refirió el directivo hotelero a la necesidad de una ley de emergencia: "Seguimos pagando impuestos y sueldos. La mayoría paga nóminas salariales con 75% del sueldo. Por eso nos hace falta la ley para aliviar las cargas".

Respecto al poco trabajo que tienen ahora, explicó que hay tres modalidades. Una es el alojamiento a repatriados, que pagan $2.000 por día y no se cubren los costos; otra es el turismo interno, que está en cero y la restante es la de actividades esenciales, con números insignificantes.