Economia Jueves, 5 de julio de 2018

Fuerte desaceleración de los préstamos personales y las tarjetas de crédito

Los préstamos personales experimentan una notoria desaceleración en su crecimiento arrojando solamente un incremento del 0,84% en junio respecto de mayo.

El financiamiento a través de préstamos personales, tarjetas de crédito e hipotecas se desaceleró con fuerza en junio por la devaluación y las altas tasas de interés.

Los préstamos personales experimentan una notoria desaceleración en su crecimiento arrojando solamente un incremento del 0,84% en junio respecto de mayo.

El saldo asciende a 408.388 millones de pesos para el total acumulado, representando un crecimiento interanual del 47,30%, contra los 277.249 millones de pesos del cierre del mismo mes del año anterior.

La operatoria a través de tarjetas de crédito apenas alcanzó un alza del 0,43% respecto al cierre del mes pasado; y el crecimiento interanual llegó al 35,01%, motorizado principalmente por la inflación.

"La suba de tasas y la volatilidad cambiaria hizo que varias entidades encarecieran sus líneas de créditos personales. Si bien la tasas parten de un 40/45% la clave de la operatoria es el Costo Financiero Total que alcanza niveles del 80%", explicó Guillermo Barbero, Socio de First Capital Group.

Estos costos han impactado en la línea crediticia que era la herramienta más accesible para los usuarios para hacer frente a sus distintas necesidades de consumo, explicó Barbero.

"Pasó muy rápidamente la fiebre mundialista y se acabó alguna que otra oferta y promoción de 12 cuotas sin interés en televisores. Al igual que en la línea de personales acá también se sintió durante Junio el impacto de la suba de las tasas, que evidentemente se tradujo en mayor cautela a la hora de sacar el plástico de las billeteras", concluyó Barbero.

Las líneas de créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, continuaron creciendo, alcanzando una suba del 3,70%, la mitad respecto al mes pasado, acumulando un stock total al cierre de mes de $203.585 millones.

El crecimiento interanual ha sido del 161,22% y continúa siendo la línea con mayor crecimiento interanual.

"Pero no es la excepción y se observa claramente el enfriamiento de los hipotecarios, aquella línea que fue la gran protagonista del último año, hoy se ve claramente afectada por la inestabilidad del tipo de cambio", dijo Barbero.

Según entidades relevadas, indicó el experto, "se confirma lo que habíamos adelantado el mes pasado sobre la caída considerable de las solicitudes para acceder a un crédito hipotecario".

"Está claro que estas decisiones son de mucha trascendencia tanto para la oferta como para la demanda, por lo tanto, Bancos y deudores potenciales observarán como se reacomodan los valores del mercado inmobiliario antes de reiniciar las operaciones postergadas", argumentó Barbero.

Más noticias