Embed      

Estos son tiempos de crisis. Es una realidad y muchos se quejan de eso y del fracaso de sus empresas, grandes o chicas. Los grandes y exitosos emprendedores, que han llegado a amasar fortunas con negocios novedosos, coinciden en que los tiempos de crisis son los de grandes oportunidades para hacer negocios. Por eso, es necesario poner la imaginación y saber cómo emprender un negocio, para despegar económicamente, especialmente para los jóvenes, quienes descubren que cada vez es más difícil conseguir empleo en relación de dependencia, o poder lograr ascender o progresar en él.

También te puede interesar: Consumo responsable. Cómo ahorrar energía

Estos son momentos para decir “la imaginación al poder”, y sumar dos factores fundamentales: tener una muy estudiada estrategia, y determinación y tenacidad para lograr triunfar en este dilema de cómo emprender un negocio.

En este trabajo de investigación, se busca el método para triunfar en un emprendimiento personal, partiendo de un paradigma de capital mínimo de inversión.
Además se hará una subdivisión entre negocio tradicional y negocio moderno, en el que se necesita por lo menos un mediano conocimiento del manejo de las herramientas cibernéticas.

El top five de los buenos negocios

Aquí se muestra un pequeño ranking de cuáles pueden ser los cinco mejores negocios para los nuevos emprendedores, en el rubro de empresas ligadas a internet.

  • 1- Abrir un canal de Youtube. Se dice que Youtube es el medio que más nuevos ricos ha hecho, y los más jóvenes. Con talento y trabajo metódico se puede lograr monetizar lo que para muchos es un hobbie. Desde la plataforma de video más conocida del mundo se pueden subir grabaciones o transmisiones en vivo de los más variados rubro o temas. Se pueden abordar desde consejos médicos, emitir noticia u opinar sobre variados temas, o subir música o videos graciosos.
  • 2- Affiliate Marketing. Esto significa ser un promotor digital, promocionando artículos o productos mediante las redes sociales, y ganando comisiones por esto. Aquí se puede relacionar con el consejo anterior, utilizando el canal Youtube.
  • 3- Blogg. Ser un blogger (o bloggero). Para esto hace falta un pequeña inversión, en computadora y cámara de video, aunque algunos hasta se animan a hacer todo con un buen teléfono celular o tablet. El otro requisito para tener éxito es el de tener conocimiento cabal del rubro que aborda la publicación, ya sea de entretenimiento, información u otros.
  • 4- Ser un Social Media Manager. Con los conocimientos adecuados y mínimos elementos técnicos, se puede acceder a tercerizar en una o varias empresas el manejo de las plataformas para mejorar y orientar las estrategias digitales.
  • 5- Poner una tienda online. Aquí si hace falta una inversión un poco más importante (ronda los 1.500 dólares), para vender productos por internet, al estilo de las grandes empresas, tipo Amazon, Mercado Libre o Alibaba, comenzando desde abajo.
 Embed      

Dentro de lo que son negocios tradicionales, existen diversos tipos de rubros que se pueden encarar con poco capital y conocimientos mínimos.

Uno de ellos, y el más explotado -hay mucha competencia- es el de la gastronomía. Se pueden elaborar comidas de forma artesanal y con los elementos que se pueden encontrar en un hogar, para iniciarse.

Pero es importante especializarse y armar menues acotados, para evitar el desperdicio de insumos y facilitar la fabricación. Otro consejo útil es el de tener un packaging y una marca distintiva, para ser reconocido y lograr la fidelidad del cliente conforme.

Otro puede ser el armado de una empresa de limpieza (puede ser otro servicio). Con una escueta inversión, pero teniendo la capacidad de facturación (ser monotributista) se pueden conseguir concesiones en grandes empresas o bancos, que reditúan más que hacerlo en hogares.

 Embed      

Saber invertir

Si bien hay muchos niveles en cuanto a hacer una inversión, que depende del capital que se disponga, pero también de qué estrategia se tiene en mente. No es lo mismo invertir un remanente o ahorro producto de nuestra actividad económica principal (puede ser un profesional o comerciante), que buscar que la rentabilidad de estas inversiones nos permitan vivir de ellas, sin necesidad de tener obligatoriamente un trabajo o actividad económica, y esta será el objetivo al que apuntaremos con algunos consejos. El primero y principal es asesorarse con un especialista.

Para empezar, se necesita como mínimo un capital equivalente a 1.000 dólares. Para esto es necesario, en caso de tener que llegar a ahorrar esa cifra, ir comprando de a poco los dólares, hasta llegar a esta cifra inicial. Esta es la forma más tradicional que han encontrado los argentinos para poder ahorrar, y también para invertir con pequeña ganancia.

La idea es abrir cuentas en dólares, pero hasta un 60% del capital, ya que en estos momentos de mucha devaluación, conviene poner en plazos fijos el resto en pesos argentinos.

Otra opción son comprar Letras del Tesoro. Con la desaparición de las Lebacs, que fueron perdiendo atractivo para los grandes inversores, ahora puede pasar a ser un instrumento interesante para los pequeños ahorristas, y más si tiene vencimiento mensual. Las Letras del Tesoro son una interesante opción para el ahorrista que no puede o no quiere arriesgarse, ya que rinden un promedio de 7% anual, en dólares, siendo una inversión segura y con un alto margen de rentabilidad.

También es siempre vigente la opción tradicional del plazo fijo, o con la suba de precios, comprar inmuebles o bienes no perecederos, como ladrillos o material de construcción, que no se desvalorizan a corto plazo.

El juego de la inversión en la Bolsa de Valores requiere de un conocimiento profundo o el asesoramiento de personas o empresas especializadas.

Métodos para ahorrar

 Embed      

Si bien es muy difícil poder ahorrar en un contexto económico de mucha inflación e incertidumbre, con algunas pautas y ordenamiento financiero se puede llegar a poder ahorrar dinero, permitiendo de a poco aumentar nuestro capital para inversiones mayores o simplemente como respaldo y seguridad para el porvenir. Ahorrar es tener dinero que se gastará a futuro, algo distinto a la inversión, donde el dinero tiene un destino inmediato.

El propio Banco Central de nuestro país brinda un paquete de consejos para permitir el ahorro.

El primer y principal medio para controlar gastos y evitar erogaciones superfluas, es el de llevar un registro minucioso de los gastos. De esta forma se visualizan y se evitan muchos gastos superfluos, que suelen pasar desapercibidos.

La otra herramienta es la de armar un presupuesto, donde se ponen cuáles son los ingresos y los gastos fijos.

El tercer factor es el de establecer un objetivo y apuntar hacia él, respetando a rajatabla esa elección.

Te puede interesar...