Diario Uno Economía Combustibles
Combustibles

El aumento de impuestos a las naftas y el gasoil fue postergado para marzo

Es para que no se traslade a los surtidores. La actualización de precios es trimestral según la inflación que marca el INDEC 

Por UNO

Las naftas no sufrirían los esperados aumentos de este miércoles ya que mediante un decreto el Gobierno anunció que se postergan “los incrementos en los montos de impuestos derivados de las actualizaciones correspondientes al primer y segundo trimestres calendario del año 2021, para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil para asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios”.

El decreto detalló que “tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”. Esto acompaña la idea de bajar la inflación, incentivar el consumo y el turismo interno.

Los impuestos a los combustibles se actualizan todos los trimestres siguiendo la inflación que marca el INDEC en forma trimestral de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor que mide el INDEC. Esta no es la primera vez que se toma una medida de este tipo.

Los valores de naftas y gasoil en los surtidores se encuentran congelados desde el mes de mayo más allá de que el precio internacional del petróleo Brent pasó de 69 dólares a 71,34 . Durante el año tuvo un pico de U$S 86,15 a mediados de octubre. En Argentina, los últimos aumentos escalonados los encabezó YPF en marzo.

En la primera parte del año, los combustibles aumentaron un 28% en promedio (unos puntos más en la Ciudad de Buenos Aires), porcentaje que quedó largamente por debajo de la inflación. Los estacioneros creen que en estos meses se acumuló un atraso de 12%.

El decreto completo aquí.

La cámara que agrupa a las 5006 estaciones de servicio del país, Cecha, advierte que los precios en surtidor están atrasados 12%. De acuerdo a un estudio que mostraron los expendedores, sobre un tanque de nafta súper de 50 litros, el 55,6% del precio de venta queda para las petroleras; el 36,5% en el Estado; y el 7,8% para cubrir los costos de las estaciones, que deben comercializar unos 315.000 litros por mes para llegar al punto de equilibrio.