Economía Hernán Lacunza
Pauta de gastos

Dólar de $67 a $75 y una inflación del 34% prevé el Presupuesto 2020

Por UNO

El proyecto de Presupuesto para 2020 prevé un dólar promedio a $67, a $75 para fin de año, una inflación del 34% y un leve repunte del 1% en la actividad económica, según la presentación realizada este lunes por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.

Te puede interesar: Apedrearon la comisaría y denuncian complicidad policial en la muerte de Navila

Lacunza presentó el proyecto flanqueado por el presidente de Diputados, Emilio Monzó, y por los titulares de las comisiones de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Luciano Laspina, y del Senado, Esteban Bullrich.

 Embed      


Lacunza dijo que el proyecto contempla, además, que este año la economía caerá 2,6% y la inflación será del 53%, tras el 47,6% de 2018. Proyecta que el resultado fiscal primario alcanzará 0,5% del PIB en 2019, medio punto por arriba del equilibrio fiscal previsto en el acuerdo con el Fondo Monetario.
  

Para 2020, el Presupuesto estipula que la Argentina tendrá un superávit fiscal primario (antes del pago de los intereses de la deuda) equivalente al 1% del PIB, mediante el recorte de subsidios de energía, gastos de capital (-0,2% del PIB) y transferencias a las provincias (-0,1% del PIB).
  

Además, se proyecta un crecimiento del consumo del 0,7%, con un aumento en el sector privado del 1,4% y una baja en el público del 3%.
  

El proyecto contempla también que las inversiones sufrirán una baja del 4,9% y que las exportaciones crecerán 7% y las importaciones 1,3%.
  

Para el 2020, el proyecto estima un superávit de cuenta corriente de 1.896 millones de dólares, equivalente al 0,4% del PIB.
  

El presupuesto prevé ingresos totales por 5.300.062 millones de dólares, con gastos por 5.049,123 millones, con un resultado primario superavitario de 250.939 millones, y un resultado financiero negativo de 786.1275 millones de pesos.

Llamado al consenso

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, llamó al próximo gobierno a "construir consensos económicos" para pagar la deuda de la democracia, que es que "un tercio de los argentinos vive en la pobreza", y reconoció que "los resultados de estos años han sido inferiores a lo esperado".
  

Al evaluar el Gobierno de Mauricio Macri, sostuvo que el "gradualismo" en el ajuste "debió ser financiado con emisión de deuda".
  

"Para trazar una reflexión sobre estos cuatro años, en primer lugar, si medimos por las variables convencionales empleo e inflación, los resultados han sido inferiores a los esperados", admitió el funcionario.
  

El ministro fue a la Cámara de Diputados junto a integrantes de su gabinete a presentar el proyecto de ley de Presupuesto del próximo año.
  

Lacunza afirmó que "un gobierno no puede hacer reformas solo, ni este, ni el anterior, ni el próximo, y está mal que tengamos que resetear la economía cada vez que empezamos un período presidencial".
  

Señaló que la "grieta" y las diferencias ideológicas "no han dado resultados en materia de bienestar para la gente". Sostuvo que en la Argentina hay consensos sobre la necesidad de protección social, equilibrio fiscal, lucha contra la inflación y estadísticas transparentes.
  

"Tenemos que empezar a construir consensos en materia de política económica como los que construimos en política y en las prioridades sociales. Escuché con esperanza que todos los candidatos presidenciales hablan de equilibrio fiscal, algo que no era tan obvio, ya que en los últimos cien años tuvimos 91 años de déficit. Hay consenso en que la inflación no es una forma genuina de financiar el déficit, porque la pagan los pobres. La inflación o la emisión no es un mecanismo de financiación permanente, como tampoco lo es la deuda, y esta depende del equilibrio fiscal. No sé si hay un consenso sobre si el camino de desarrollo es una economía abierta o una cerrada, y ahí tenemos que discutir" "Tenemos que empezar a construir consensos en materia de política económica como los que construimos en política y en las prioridades sociales. Escuché con esperanza que todos los candidatos presidenciales hablan de equilibrio fiscal, algo que no era tan obvio, ya que en los últimos cien años tuvimos 91 años de déficit. Hay consenso en que la inflación no es una forma genuina de financiar el déficit, porque la pagan los pobres. La inflación o la emisión no es un mecanismo de financiación permanente, como tampoco lo es la deuda, y esta depende del equilibrio fiscal. No sé si hay un consenso sobre si el camino de desarrollo es una economía abierta o una cerrada, y ahí tenemos que discutir"

Hernán Lacunza, ministro de Hacienda


Consideró que debe haber consenso sobre políticas proexportadoras, "para darle previsibilidad a cualquier programa económico que queramos implementar, para que la economía no se asfixie por la escasez de dólares, que es lo que pasa en la Argentina".
  

Pidió consensuar políticas sobre empleo "porque es el gran organizador social, y para que la democracia empiece a saldar la deuda de un tercio de los argentinos que están en la pobreza". .
  

Insistió en lograr el superávit gemelos para que "no haya necesidad de incrementar la deuda" y criticó que "en el gobierno anterior y el actual seguimos con déficit, y eso se financió con deuda" privada y el FMI.
  

"El tipo de cambio real actual es el mayor en doce años, y mayor que el promedio de largo plazo, que a precios de hoy sería 46 pesos por dólar. Es casi el doble de la paridad oficial del 2015, que serían 32 pesos de hoy y un 60% por ciento superior a la paridad de abril del 2018, por lo que no hay necesidad de un tipo de cambio más alto que el actual para producir y competir" "El tipo de cambio real actual es el mayor en doce años, y mayor que el promedio de largo plazo, que a precios de hoy sería 46 pesos por dólar. Es casi el doble de la paridad oficial del 2015, que serían 32 pesos de hoy y un 60% por ciento superior a la paridad de abril del 2018, por lo que no hay necesidad de un tipo de cambio más alto que el actual para producir y competir"

Hernán Lacunza

Agregó que "superada la tensión electoral y las dudas sobre la liquidez de la deuda pública, estaremos a resguardo de los shock cambiarios, porque son los mismos niveles del tipo de cambio real que había en el 2007, cuando crecíamos a tasas chinas".
  

Al referirse a la deuda pública, dijo que después de las elecciones las perspectivas son "buenas, porque no existe un problema de insolvencia, sino de liquidez".

Lacunza dijo que "las reformas del actual gobierno "son una buena base para consensuar entre todos, pensar en que estamos de acuerdo y en que no para poder construir la Argentina del futuro".

Temas relacionados:

Dejá tu comentario