"Si existen tres proyectos de inversión pública: una ruta, un tendido eléctrico y una red de cloacas, pero hay recursos para solo una de las obras, ¿cuál elegir?, ¿con qué criterio hay que realizar la elección?, ¿pueden priorizarse de acuerdo a un plan estratégico integral?", se pregunta el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, y su autorespuesta es la creación del Sistema de Inversión Pública, con el que el gobierno de Rodolfo Suarez pretende analizar y medir cada una de las futuras inversiones para decidir cuál es la más propicia.

El primer paso fue la creación, por el decreto 609 que se publicó este lunes en el Boletín Oficial, de este sistema que en principio buscará generar un banco de proyectos. La idea es que todos los entes u organizaciones públicas, como los mismos ministerios por ejemplo, presenten sus proyectos para ser incluidos en el Plan Provincial de Inversión Pública, para lo cual se creó la Dirección General de Inversión Pública (DGIP), que será quien pase el sedaso y elija esas iniciativas, en base a determinados parámetros.

Seguir leyendo

Si cumplen con los requisitos establecidos, podrán ser contemplados en el próximo presupuesto provincial, "no podemos seguir presentando títulos de obras que nadie analizó qué impacto o beneficios pueden tener, no sólo en lo financiero, sino también en lo social", aseguran desde el Gobierno. Para eso se va a capacitar al personal de todos los ministerios, de manera tal de que puedan generar proyectos que cumplan con los estándares buscados.

"En los años 2018 y 2019 recuperamos dos dígitos para la inversión pública, pero luego con los malos resultados fiscales prácticamente se destruyó esa inversión. Pero después hay que analizar la calidad de esa inversión, si yo digo que un 10% del presupuesto va a esa inversión pública, abarca desde hacer un hospital a comprar un tomógrafo, pero la pregunta es qué hay detrás de ese 10%, ¿hay una ruta o un estadio?, ¿cuánta gente se beneficia? ¿qué va a permitir, más turismo o que nuestra mercadería lleguen mejor a un puerto?. Para eso hay que hacer un análisis integral antes del proyecto, durante la construcción y a futuro en la aplicación", precisó Nieri, en cuyo ministerio funcionará aquella DGIP, a cargo de Rodolfo Correa Becker.

Para ejemplificar una inversión que no hubiese pasado el sedaso de este sistema de inversión pública, desde el Gobierno apuntan al Estadio Arena Aconcagua: "en una provincia que tenía escuelas que se llovían, comisarías que se caían a pedazos y faltaban hospitales, no se debería haber invertido en un estadio que tenía poco sentido" resaltan.