Miércoles, 12 de septiembre de 2018

Desde prisión: acusado de un crimen clama por su inocencia

Gustavo Seré (39) está detenido hace casi un año como el único sospechoso del asesinato de Emir Cuattoni (15).

Dentro de exactamente dos semanas, Gustavo Hernán Seré cumplirá un año privado de su libertad. Está imputado por el asesinato de Emir Cuattoni (15), baleado en el Parque Benegas, de Godoy Cruz, el 17 de abril de 2017. En una entrevista en el penal de Boulogne Sur Mer, el hombre, de 39 años, confió en que pronto recuperará su libertad y acusó que la Policía armó todo para que quedara como "perejil".

Seré, un comerciante de 39 años dedicado al rubro metalúrgico, cree firmemente que volverá a las calles en las próximas semanas. Lo concreto en el expediente es que la fiscal de Homicidios Claudia Ríos ya terminó de producir las pruebas y decidirá en estos días si solicita o no la elevación del expediente a juicio.

Aquel 17 de abril, Emir Cuattoni, caminaba con un grupo de amigos por la vereda del parque cuando pasó una camioneta de la que salió un disparo que impactó en la espalda del chico, que murió luego de 42 días de agonía,

Un año y medio después, en una oficina de la prisión, el acusado Seré recordó lo que pasó en la causa: "La familia Cuattoni puso un investigador privado, de apellido Roldán, que cuando le pidieron la documentación resultó que no era investigador privado. Es un tipo muy corrupto, un ex policía que dijo que se basó en una partecita del expediente y estableció su hipótesis. También declaró y me incriminó Rubén Martínez (19), que es un chico mitómano según las pericias psiquiátricas. Consume cocaína desde los 13 años y estuvo internado. Por ellos dos a mí me detuvieron".

Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO
Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO

- Martínez es el único testigo que lo ubica como autor del disparo

- El único. Martínez le tomó el pelo a la justicia durante estos 11 meses. No fue a declarar, no tenía domicilio. Esto se empieza a destapar una vez que Roldan dijo que Martínez tiene un vínculo con la familia Cuattoni. Es raro que como por arte de magia un día el papá de Cuattoni se encontró con este chico en la Plaza Independencia y lo termina llevando a declarar como testigo.

- Este testigo también dice que lo vio en una fiesta anterior y por eso lo reconoce

- Sí, es el mismo que dice que me vio en una fiesta en Godoy Cruz. Inventó la historia de la fiesta, de la venta de estupefacientes y de que yo conocía a un tal Arreche (NdA: una versión indica que el tiro fatal iba dirigido al hijo de un hombre con ese apellido, quien estaba con Emir Cuattoni al momento del ataque). Esto hizo que la fiscal investigara todo esto y lo hizo bien.

- Una de las pruebas apunta a que transfirió una camioneta blanca que estaba mencionada en la causa. ¿Es así?

- Eso fue antes del hecho y la Fiscalía lo dejó en claro.

- Otra de las evidencias es un exempleado de su taller que aseguró que le dijo un día "Yo acá maté a un guacho"...

- Ese también quedó como un mentiroso. Él trabajó tres meses conmigo y casi no teníamos relación porque yo ya tenía un encargado. Al flaco lo eché porque lo encontré robando en mi taller. Todas las personas que llamó la fiscal para declarar, que fueron otros empleados y el jefe de taller, dijeron que lo vieron robando y se echó con justa causa.

- ¿Entonces cree que hizo esta declaración en la Fiscalía por bronca?

- Tendrá que explicarlo él y si corresponde que lo condenen por falso testimonio. Como con Rubén Martínez. No podés andar hablando y difamando a una persona si no tenés nada. Este hombre también declaró que yo tenía un arma. La Justicia buscó quién tiene armas en la familia y mi hermano tiene una hace 5 años. Mi abogado la entregó y se le hicieron cuatro pericias. No era el arma.

Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO
Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO

- Un informe dice que su teléfono celular se activó en el lugar y momento del hecho. ¿Qué explicación tiene?

- Eso también está en el expediente: vivo a 200 metros del lugar.

- ¿Qué estaba haciendo cuando ocurrió el crimen?

- Y, fue hace un año y medio... Estaba de novio con una chica y estuvimos con ella y su familia en mi domicilio. La casa es grande, teníamos un quincho grande y comimos asado.

- Otra de las pistas que se mencionó es una libreta donde está anotado el nombre de Arreche...

- Eso quedó esclarecido. Cuando se empezó a investigar todo esto y me llamaron a declarar y surgió el nombre de Arreche, mi secretaria se puso a buscar quién era. No era una libreta mía. Existió, pero era de la oficina.

Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO
Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO

- ¿Alguna vez habló con los familiares de Emir?

- Siempre quise, pero no he tenido la posibilidad. No tendría ningún problema.

- ¿Qué les diría?

- Que siento mucho lo que pasó. Yo también tengo un hijo que amo, pero no tengo por qué estar detenido en un penal y ellos ya se han dado cuenta de que yo no soy el culpable. El abogado de ellos (Juan Dantiacq) renunció o lo echaron después de que mis hermanos le llevaron una nota al gobernador pidiendo que se esclarezca la fuente de información de donde sale todo esto. Es el jefe de Inteligencia Criminal, Walter Canilla, quien presentó un informe en el expediente. Él induce a la fiscal a investigar con todos los testigos truchos, mano negra, toda una mafia judicial. Cuando lo llamaron a declarar dijo que se resguardaba en la Ley y que no podía dar la fuente de información, que sólo el gobernador podría relevarla.

- En sus últimas declaraciones, la familia de Emir estaba convencida de que usted es el asesino

- No sé si siguen con la misma postura, tal vez no, pero tampoco podés tener a alguien detenido en la cárcel si no ha hecho nada. Un laburante común no sabe quién es el procurador, y es un flaco que tiene un sueldo terrible y puede señalar con el dedo a una persona y cagarle la vida. Llevo 11 meses acá detenido. Vivía con mi hijo y llevaba una vida re tranquila y me jodieron la vida. Mi exmujer me viene a ver siempre. No es normal que llevés 10 años separado y que tu exmujer y su marido te ayuden. No soy malaleche, soy un laburante. No cualquier padre vive con su hijo.

- Habló de una investigación que hizo la fiscal con pistas falsas. Dentro de poco, si recupera su libertad, ¿qué sensación le quedará después de casi un año de detención?

- De que la única justicia que existe es la de Dios. De tener una buena familia y haber hecho bien las cosas para que hoy día mi taller pueda estar abierto. Lo demás, si salgo en libertad, es porque han hecho bien las cosas. Estaría bueno que ahora la gente se pregunte cómo se maneja la Justicia.