Nueva era

Una visión que gana terreno en el mundo

Conferencia profundiza sobre la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad

La visión de “construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad”, propuesta por primera vez por el presidente chino, Xi Jinping, en 2013, ha ganado cada vez más popularidad, tanto en su propio país como fuera de China.

En una reciente reunión de alto nivel, que se lleva a cabo cada cinco años para establecer la dirección de la diplomacia nacional, los principales líderes de la política exterior de China oficialmente designaron “construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad” como el noble objetivo de la diplomacia del país en la nueva era.

Con el fin de aumentar la conciencia sobre esta visión tanto a nivel nacional como internacional, la Conferencia Central sobre el Trabajo Relacionado con los Asuntos Exteriores, celebrada los días 27 y 28 de diciembre, elaboró sistemáticamente por primera vez sus connotaciones, definiendo objetivos primordiales, principios rectores, caminos viables y pilares de apoyo.

Xi destacó esta visión el 29 de diciembre cuando se reunió con enviados diplomáticos chinos a países extranjeros. Les pidió “enarbolar en alto la bandera de la construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad” y abrir nuevos caminos para la diplomacia del país.

“En la actualidad, algunos lugares del mundo todavía están sumergidos en conflictos. El pueblo chino conoce muy bien lo valiosa que es la paz. Estamos dispuestos a trabajar junto con la comunidad internacional, teniendo presentes el porvenir de la humanidad y el bienestar de los pueblos, para construir la comunidad de futuro compartido de la humanidad y hacer el mundo más hermoso”, indicó Xi en su mensaje de felicitación del Año Nuevo el 31 de diciembre.

Wang Yiwei, profesor de la Facultad de Estudios Internacionales y director del Instituto de Asuntos Internacionales de la Universidad Renmin de China, sostuvo que los últimos discursos de Xi y las señales enviadas por las reuniones de alto nivel muestran que la visión “es un reflejo intrínseco de la filosofía china centrada en el pueblo al interactuar con la comunidad global”.

Esta visión “respalda el orden y el sistema internacional centrados en las Naciones Unidas, abarca una amplia gama de objetivos fijados por la ONU y trasciende la estrecha perspectiva de preocuparse solo por un país”, añadió.

Analistas y funcionarios señalaron que “construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad” refleja la visión mundial, la percepción del orden y los valores del Partido Comunista de China, y concuerda con la aspiración común de los pueblos de varios países.

Además, el reconocimiento internacional de la visión está en constante expansión, ya que ha sido incorporada en resoluciones de la ONU y del Consejo de Seguridad de dicho organismo.

Una declaración oficial de la Conferencia Central sobre el Trabajo Relacionado con los Asuntos Exteriores explicó el “sistema de teoría científica” de la visión.

El objetivo de la visión es “construir un mundo abierto, inclusivo, limpio y hermoso caracterizado por la paz duradera, seguridad universal y prosperidad compartida”. El camino para lograrlo es “promover una gobernanza global que involucre diálogos exhaustivos, contribuciones conjuntas y beneficios compartidos”.

Su principio rector son “los valores comunes de la humanidad” y su pilar de apoyo fundamental es el establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales.

La declaración también dice que la plataforma para llevar a cabo esta visión es la construcción conjunta de alta calidad de la Franja y la Ruta, y que su orientación estratégica proviene de los esfuerzos para implementar las tres iniciativas globales propuestas por Xi en los últimos años: la Iniciativa para el Desarrollo Global, la Iniciativa para la Seguridad Global y la Iniciativa para la Civilización Global.

Chen Xiangyang, director del Centro para un Enfoque Holístico de Estudios de Seguridad Nacional del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, explicó que los seis aspectos de la visión definidos en la conferencia (el objetivo, el camino, el principio rector, los pilares, la plataforma y la orientación estratégica) constituyen una arquitectura científica que apoya el objetivo general de “construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad”.

“Con estos seis aspectos, la visión marcará el comienzo de un futuro brillante de paz, seguridad, prosperidad y progreso para el mundo”, añadió.

Centrándose en la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) como la plataforma para materializar esta visión, China ha firmado documentos de cooperación con más de tres cuartas partes de los países de todo el mundo y con más de 30 organizaciones internacionales.

Durante la última década, las importaciones y exportaciones de mercancías entre China y los países que participan en la BRI han experimentado un crecimiento anual promedio del 8,6 %, y los esfuerzos conjuntos han contribuido a sacar de la pobreza a casi 40 millones de personas en el extranjero, según el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Temas relacionados: