Diario Uno > China Watch > China

Una influencer que entra al mundo real

Las estrellas de Internet generadas por computadora están ganando popularidad entre los jóvenes

Parecía ser solo otro programa de talentos cuando la Televisión Central de China mostró las fotos de 36 concursantes de Bravo Youngsters el 19 de noviembre. Pero un vistazo más de cerca reveló que había algo especial en una participante... Ling, de 25 años de Beijing, es una figura virtual de 3D, que se parece mucho a los humanos.

Se comporta como muchas estrellas de las redes sociales: su Sina Weibo se nutre de una mezcla de fotos de su vida diaria, incluida la asistencia a eventos de moda y la promoción de ropa y marcas de diseñadores. Atrajo a más de 68.000 seguidores en la plataforma desde su primera publicación: “Soy Ling. Estoy aquí”. “Me encanta la cultura tradicional china, especialmente la Ópera de Pekín, la caligrafía y el tai chi. Espero poder interpretar estas expresiones artísticas a mi manera en el escenario”, publicó Ling en su cuenta de Weibo el 22 de noviembre. De hecho, el nombre Ling proviene de la toca de plumas que se usa en la Ópera de Pekín, agregó.

Te puede interesar...

Chen Yan, fundadora de Beijing Next Generation Culture Media, la compañía detrás de Ling, sostuvo: “El programa Bravo Youngsters proporcionará un escenario nacional para que más personas conozcan a Ling”. Ling fue creada por el estudio Next Generation y la startup de inteligencia artificial de Shanghai Xmov. Sus ojos están diseñados para verse bien mientras usa maquillaje de la Ópera de Pekín y su voz en el concurso de talentos sigue la escuela del difunto maestro Mei Lanfang, indicó Chen.

El sitio web de información tecnológica 36Kr citó al fundador de Xmov, Chai Jinxiang, diciendo que la tecnología de desempeño animado de inteligencia artificial de la compañía genera las expresiones faciales y los gestos de Ling.

La gente necesitará tiempo para conocer a Ling a medida que se publiquen online más detalles sobre su vida, sostuvo Chen. “Nuestro objetivo es convertirla en una influencer web interesada en el guofeng (estilo nacional chino). Ella rompe las barreras entre el mundo real y virtual como una chica creada por la tecnología de Internet que quiere promover la cultura china en todo el mundo”. Más adelante, se abrirán cuentas para ella en otras plataformas de redes sociales como Instagram y Facebook, señaló.

Los propietarios de Ling han creado alianzas con marcas, incluida la revista de moda Vogue, el fabricante estadounidense de automóviles eléctricos Tesla y el productor de té con leche Nayuki.

En China, un número creciente de empresas ha probado los avatares animados para atraer a los jóvenes, en su mayoría entre los últimos años de la adolescencia y los 20 años, que crecieron en la era de Internet. Los personajes digitales tienen ventajas comerciales significativas en comparación con los humanos reales, sostuvo Chen, ya que son económicos, nunca se cansan y son seguros para las marcas.

Además de Ling, el estudio Next Generation ha creado alter egos virtuales para el cantante Huang Zitao y la actriz Dilraba Dilmura. “Estas creaciones virtuales modeladas a partir de celebridades pueden ayudar a construir conexiones más cercanas y permitir nuevas interacciones con los fanáticos porque el tiempo y la energía de las estrellas humanas son limitados”, sostuvo Chen, y agregó que dos o tres avatares de celebridades se lanzarán el próximo año.

Su DJ digital Purple está compitiendo en Dimension Nova, un programa de talentos de iQiyi para concursantes virtuales. Tres jueces humanos elegirán a la próxima gran estrella entre docenas de personajes digitales. Estos avatares requieren que las personas canten, bailen y realicen otras actuaciones detrás de escena y el seguimiento de los movimientos permite a los avatares coincidir con ellos. Aunque la competencia virtual ha recibido reacciones diversas y algunos la han calificado de “incómoda” y “tecnológicamente cuestionada”, desde iQiyi afirmaron que la compañía espera que ayude a la plataforma a “forjar un fuerte vínculo con los espectadores jóvenes”.

Ling - China Watch (2).jpg
Ling, una estrella de las redes sociales generada por computadora, se presenta en un concurso de talentos y compite con los jóvenes humanos. PARA USO DE CHINA DAILY

Ling, una estrella de las redes sociales generada por computadora, se presenta en un concurso de talentos y compite con los jóvenes humanos. PARA USO DE CHINA DAILY

El concepto de ídolo virtual se originó en Japón y se ha vuelto cada vez más popular en China. Están en casi todas partes, desde conciertos holográficos y concursos de talentos hasta plataformas de transmisión en vivo de comercio electrónico. La consultora de mercado iResearch estima que la base de fanáticos del anime, los cómics y los juegos en el país llegará a 410 millones a fines de este año.

La cantante creada por computadora Luo Tianyi, de 15 años, ha cautivado la escena pop virtual de China. Tiene más de 4,7 millones de seguidores en Sina Weibo y más de 2 millones de fanáticos en Bilibili.

Aunque la industria de los influencers virtuales todavía se encuentra en una fase inicial en China, ha captado el interés de un número creciente de empresas e inversores nacionales.

El portal de negocios y tecnología TMTPost citó a Chen Zhe, de la empresa de capital de riesgo Frees Fund, diciendo que el aumento de influencers virtuales traerá desafíos y oportunidades. “Por un lado, tienen grandes ventajas. A diferencia de los influencers humanos que se envejecen o pueden verse envueltos en algún tipo de escándalo, los influencers digitales son jóvenes, flexibles, manejables y controlables. Por otro lado, el mercado necesita más influencers virtuales localizados, cuyo diseño de contenido se adapte para conectarse con los chinos y es necesario explorar más modos de colaboración comercial”.

A principios de este año, la Organización Mundial de la Salud se asoció con un avatar digital, Knox Frost, para ayudar a difundir información sobre COVID-19 a un público más joven. Frost es un joven de 20 años de Atlanta con más de 1,1 millones de seguidores en Instagram.

Chen Yan señaló que si bien los influencers como Ling son virtuales, su influencia es real y traerán grandes cambios a los sectores del entretenimiento y la moda en un futuro cercano.