Diario Uno China Watch China Watch
Innovación

Una ganancia imprevista para las multinacionales

Las compañías internacionales han ampliado su alcance para capturar grandes oportunidades de mercado, mientras que China ha crecido en fuerza económica

Para muchas corporaciones multinacionales, la historia de China en las últimas décadas ha sido una bendición. Las compañías internacionales han ampliado su alcance para capturar grandes oportunidades de mercado, mientras que China ha crecido en fuerza económica y ha mejorado el bienestar de sus 1.400 millones de habitantes.

Muchas de las historias de éxito de estas compañías extranjeras han coincidido con el primer objetivo del centenario fijado por el Partido Comunista de China (PCCh) de construir una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos. “Uno de los factores clave detrás de este logro del centenario es el fuerte liderazgo del PCCh, que ha unido con éxito a las personas para luchar juntas por un objetivo común”, señaló Leon Wang, vicepresidente ejecutivo de AstraZeneca International y responsable de los asuntos para China. Con más de 20 años en China, la compañía farmacéutica se ha beneficiado y ha contribuido a mejorar los beneficios médicos en un país donde las necesidades médicas brindan oportunidades comerciales y desafíos sociales.

Seguir leyendo

Willie Tan, director general de Skechers para China, Corea del Sur y el sudeste asiático, sostuvo que la reforma, la apertura y el desarrollo pacífico y de alta calidad representan los tres pilares que guían el crecimiento de China hacia la siguiente fase. “Estos tres puntos trabajan juntos para ejercer una gran importancia práctica para el buen funcionamiento de la economía china”, afirmó Tan.

Así, las opiniones optimistas de las compañías extranjeras sobre China se vieron reforzadas por el fuerte repunte de la economía del país en medio de la pandemia. A pesar del reciente debilitamiento del impulso del crecimiento, la economía china ha seguido recuperándose de manera constante, respaldada por medidas gubernamentales oportunas y eficaces para apuntalar el consumo y la inversión internos. Según estimaciones del Banco Mundial en junio, el PBI de China crecerá un 8,5 % este año. La proyección se compara con el objetivo de crecimiento del Gobierno de más del 6 %.

Es probable que el país implemente políticas más proactivas, incluidos la expansión del gasto fiscal y el apoyo monetario para reducir los costos de financiamiento corporativo, señaló Zhang Liqing, economista en jefe de PwC China y director del Centro de Estudios Financieros Internacionales de la Universidad Central de Finanzas y Economía.

China continuará promoviendo la innovación, una estrategia que ha jugado un papel clave en el desarrollo económico del país, sostuvo Wang de AstraZeneca. Adoptar un enfoque de desarrollo ajustado a las peculiaridades de China es otro factor del éxito del país, agregó. “Nunca ha habido modelos de desarrollo estándar para China, pero la innovación y el espíritu de atreverse a explorar han tenido un papel clave en el desarrollo económico”, afirmó.

Denis Depoux, director general global de la consultora Roland Berger, indicó que la planificación central y la implementación disciplinada de una visión a largo plazo han sido cruciales para el éxito de China. “Esta determinación institucional, articulada con una visión de largo plazo combinada con objetivos razonablemente flexibles de corto a mediano plazo, permitió a China lograr inversiones en infraestructura, lo que ha favorecido el interés general”, señaló Depoux. “A pesar del tamaño del país, la magnitud de la transformación y el progreso necesario, la planificación central ha permitido la construcción de una visión holística de objetivos, recursos requeridos, roles y responsabilidades”.

De acuerdo con varios representantes de empresas, el compromiso de China de fomentar un desarrollo pacífico y de alta calidad también ofrece a las compañías un entorno estable y favorable. Al mismo tiempo, agregan que el despliegue del potencial de consumo local, a medida que aumenta el nivel de vida en China, se extiende desde la Generación Z hasta la población que envejece. El segundo objetivo del centenario de construir un poderoso país socialista moderno en todos los aspectos también beneficia a las compañías.

Yann Bozec, presidente de Tapestry para Asia-Pacífico y director general de Coach China, indicó que aumentar el sentido de logro, felicidad y seguridad del pueblo solo servirá como un impulso para todos los negocios. “El nuevo patrón de desarrollo nos anima a mantener el concepto de innovación y mejorar el potencial de localización de nuestras marcas”, indicó Bozec.

Temas relacionados: