Diario Uno China Watch China Watch
Crecimiento

Un futuro más brillante para toda la humanidad

China pide la cooperación en la promoción de la paz 

Algunos analistas afirmaron que el presidente Xi Jinping ayudó a desestimar las constantes acusaciones que promocionan la “amenaza de China” y ofreció una solución china para impulsar el crecimiento global en medio de la pandemia de COVID-19, ya que destacó en discursos recientes que el país asiático nunca busca la hegemonía y siempre se dedica a la cooperación.

En una ceremonia que marcó el centenario del Partido Comunista de China (PCCh) el 1 de julio, Xi, quien también es secretario general del Comité Central del PCCh, señaló: “En la sangre de la nación china no están los genes de invadir a otros ni enseñorearse”. El país seguirá comprometido con la promoción de la paz, el desarrollo, la cooperación y la ganancia compartida, afirmó. “Continuaremos defendiendo la cooperación sobre la confrontación, abriendo en lugar de cerrar nuestras puertas y enfocándonos en los beneficios mutuos en lugar del juego de suma cero”, sostuvo Xi.

Seguir leyendo

En su discurso en la Cumbre del PCCh y los Partidos Políticos del Mundo el 6 de julio, sostuvo que “China nunca buscará la hegemonía, la expansión ni la esfera de influencia”, y prometió que el país está dispuesto a intensificar la cooperación de alta calidad con la comunidad internacional en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta y la lucha global contra el COVID-19 y el cambio climático. La cooperación entre países debe apuntar a servir a toda la humanidad en lugar de buscar la hegemonía “a través de la política de grupo”, afirmó.

Al dirigirse durante la reunión informal de líderes económicos de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) el 16 de julio, Xi pidió la solidaridad y la cooperación para superar este momento difícil y trabajar juntos en favor de un futuro más sano y más brillante para la humanidad. Instó a los países a “eliminar barreras en vez de erigir muros” así como “buscar la integración en vez del desacoplamiento” a fin de que la globalización económica sea más abierta, inclusiva, equilibrada y beneficiosa para todos.

Ruan Zongze, vicepresidente ejecutivo del Instituto de Estudios Internacionales de China, indicó que los discursos de Xi se realizaron en un momento en que “el mundo está en una encrucijada presenciando oleadas de impulsos políticos diversos y juegos feroces, así como debates sobre la elección entre cooperación y confrontación”. Las promesas que hizo y sus llamados a la paz y el desarrollo “representan una solución china que integra los intereses tanto del país asiático como del resto de la comunidad internacional, y ayuda a la gente a encontrar mayores puntos de coincidencia”, señaló Ruan.

Joaquim Chissano, ex presidente de Mozambique, sostuvo que China no quiere buscar la hegemonía o el liderazgo global, y rechazó las afirmaciones de que hay motivos ocultos detrás de la visión de China de construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.

William Hartung, director del Proyecto de Armas y Seguridad del Centro de Política Internacional, un grupo de expertos estadounidense, señaló: “La cooperación con China en temas como el cambio climático y la prevención de la pandemia debe tener prioridad sobre desatar escenarios de guerra o prepararse para una confrontación militar”. “Este énfasis abrumador de tomar Beijing como principal amenaza es engañoso y es más probable que socave la seguridad de Estados Unidos que la refuerce”, escribió Hartung en un artículo publicado en junio en el portal web de la revista Forbes.

Entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, China se ha convertido en el mayor contribuyente de fuerzas de paz y es el segundo mayor contribuyente de fondos para las Naciones Unidas y sus operaciones de mantenimiento de la paz.

Kong Xuanyou, embajador de China en Japón, señaló que la teoría de la “amenaza de China” introducida por algunos en Occidente en los últimos años “es por lo menos un grave malentendido de la aspiración original del PCCh”, ya que el PCCh lucha por la felicidad del pueblo chino y el progreso de la humanidad. “Construir un mundo mejor y hacer aportes nuevos y mayores a la humanidad es la gloria y el sueño perseguidos por los comunistas chinos durante el siglo pasado”, sostuvo Kong en un artículo reciente, y agregó que “China definitivamente compartirá más beneficios de desarrollo con los países del mundo”.

Abdullah Juma Sadala, funcionario de alto rango de Chama Cha Mapinduzi, el partido gobernante de Tanzania, señaló: “En asuntos internacionales, China aboga por buscar puntos en común mientras deja de lado las diferencias con otras naciones y contribuye a mantener la paz mundial y la gobernanza ambiental global a través de la cooperación mundial”.

Xinhua colaboró con esta nota.

Temas relacionados: