Diario Uno > China Watch > China

Sin chofer: surge la primera línea de autobuses autónomos de China

Puede funcionar de forma autónoma en la mayoría de las condiciones sin conductor humano

La primera línea de autobuses autónomos de China inició sus operaciones comerciales en el distrito de Yongchuan del municipio de Chongqing el 12 de abril con pasajeros que subieron a un rojo Robobus para viajes urbanos. “No esperaba que el autobús funcionara tan bien”, comentó un pasajero al Chongqing Morning Post. “No hubo temblores ni frenazos repentinos. Los asientos son muy cómodos y sin duda volveré a tomar el bus”.

Robobus, desarrollado por la compañía de tecnología china Baidu, tiene 5,9 metros de largo y puede transportar 19 pasajeros a una velocidad de crucero de 40 a 60 kilómetros por hora. Puede funcionar de forma autónoma en la mayoría de las condiciones sin conductor humano.

Baidu tiene ahora tres buses cubriendo de forma bidireccional esta ruta con cuatro paradas en 10 kilómetros. El interior del bus es similar al normal y los pasajeros también pueden utilizar sus tarjetas magnéticas de transporte. Un monitor de seguridad se encuentra presente en el asiento del conductor en caso de emergencia, pero la conducción se realiza mediante el sistema de inteligencia artificial.

“El lanzamiento de la primera línea de autobuses autónomos de China marca un gran avance en la comercialización de la tecnología de conducción autónoma en el país”, sostuvo Li Zhenyu, vicepresidente corporativo de Baidu y director general del grupo de conducción inteligente de la compañía.

En 2019, Yongchuan, un punto de conexión clave en el Círculo Económico de Chengdu y Chongqing, construyó con Baidu la base de pruebas abiertas de conducción autónoma en China occidental.

Baidu invierte desde el 2013 en proyectos de conducción autónoma. Su Apollo es la plataforma abierta líder en el mundo para la conducción autónoma, con más de 210 socios, 55.000 desarrolladores globales y 700.000 líneas de código abierto. La compañía también es una de varias empresas de tecnología chinas que han lanzado servicios de taxis autónomos para el público.

Diseñado como un autobús sin conductor para operaciones en carreteras abiertas, Robobus puede asumir las complejas condiciones de la carretera urbana y satisfacer plenamente las necesidades de las operaciones del transporte público, afirmó Xiong Zupin, gerente del grupo de conducción inteligente de la compañía en Chongqing.

Según la consultora McKinsey, China tiene el potencial de convertirse en el mercado más grande del mundo para vehículos autónomos. Se estima que para 2040 los vehículos de conducción autónoma representarán más del 40 % de las ventas de vehículos nuevos en el mercado automotriz más grande del mundo.

Seguir leyendo