Beijing dio a conocer nuevas medidas en un encuentro virtual clave a través de las Naciones Unidas a fin de promover la Iniciativa para el Desarrollo Global (IDG), una visión liderada por China y apoyada por más de 100 países, que tiene por objeto revitalizar el crecimiento a pesar de los actuales obstáculos económicos.

China intensificará las consultas con otros mercados emergentes y países en desarrollo y “celebrará una reunión de alto nivel sobre el crecimiento global en el momento adecuado” para debatir formas de promover la iniciativa, indicó el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi. Beijing se basará en el consenso para “crear un conjunto de proyectos de la IDG en los que participen todas las partes y así buscar los primeros frutos”, afirmó Wang al dirigirse al encuentro virtual de alto nivel del Grupo de Amigos de la Iniciativa para el Desarrollo Global el 9 de mayo.

También se dirigieron a los presentes el secretario general de la ONU, António Guterres, y varios líderes y ministros de los miembros del grupo.

“El anuncio de Wang presentó las últimas partes inspiradoras de la solución y la hoja de ruta para hacer realidad la iniciativa”, sostuvo Chen Xulong, profesor de diplomacia multilateral y estudios de reforma de la ONU de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad de Economía y Negocios Internacionales.

“Las nuevas medidas detalladas muestran que la Iniciativa para el Desarrollo Global es un elemento clave en la agenda de trabajo diplomático de China y Beijing está impulsando firmemente su implementación”, señaló Chen.

La iniciativa, propuesta por primera vez en septiembre por el presidente chino, Xi Jinping, incluye ocho áreas prioritarias para el trabajo en equipo global. Se trata del alivio de la pobreza, la seguridad alimentaria, la lucha antiepidémica y las vacunas, el financiamiento para el desarrollo, el cambio climático y el desarrollo ecológico, la industrialización, la economía digital y la interconectividad.

La ONU expresó su apoyo después de la presentación de la iniciativa y el Grupo de Amigos de la IDG se creó en enero a través de la ONU. Wang confirmó que “hasta 53 países se han unido al Grupo de Amigos”. “Por mucho que cambie el mundo, lo que permanece invariable es el anhelo de los pueblos de todos los países por una vida mejor y su deseo y búsqueda del desarrollo. Esto se suma al imperativo y la urgencia del crecimiento”, agregó.

Figuras notables, incluido Guterres, destacaron la importancia de hacer avanzar la iniciativa en medio de la recesión económica mundial y las incertidumbres sociales empeoradas por la pandemia de COVID-19 y la crisis de Ucrania.

“Nos estamos acercando rápidamente al punto medio del tiempo disponible para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Seré franco: el progreso está en peligro”, expresó Guterres en un discurso por video. “Debemos hacerlo mejor. Y podemos. Sus debates a través de la Iniciativa para el Desarrollo Global pueden ayudar a mover la aguja en el progreso del crecimiento en todos los países”, sostuvo.

La iniciativa es esencial para que los países en desarrollo actúen sobre los principales desafíos globales mediante la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, sostuvo el viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Tailandia, Don Pramudwinai. “También apreciamos su apertura y la integración de la IDG”.

En la reunión, Wang pidió a los países que trabajen juntos para revitalizar la cooperación global en la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible, creando un entorno favorable para acelerar el crecimiento mundial, fomentando una asociación de desarrollo global equitativa y equilibrada y permitiendo que el sistema de la ONU desempeñe el papel líder y central. China también publicará un Informe para el Desarrollo Global a su debido tiempo para promover los intercambios internacionales y la difusión de conocimientos sobre desarrollo, señaló.

Temas relacionados: