Políticas económicas

Medidas conjuntas hacia la recuperación

El presidente Xi Jinping afirma que los países desarrollados deben adoptar políticas económicas responsables por el bien de todos

El presidente chino Xi Jinping ha instado a los principales países desarrollados a adoptar políticas económicas responsables en medio de una economía global sombría, y les sugirió con firmeza que no “apliquen frenazo o viraje drástico” en sus políticas monetarias, a fin de contribuir a la estabilidad económica y financiera internacional. Xi realizó estas declaraciones el 17 de enero en un discurso especial ante el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) 2022. Fue invitado por Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del WEF, a participar en el Foro de Davos, celebrado de forma virtual.

Xi también pidió a las instituciones económicas y financieras internacionales que desempeñen un papel constructivo en la creación del consenso internacional, el fortalecimiento de la coordinación de políticas y la protección contra los riesgos sistémicos para ayudar a la recuperación de la economía mundial. “Los principales países desarrollados deben adoptar políticas económicas responsables, manejar como es debido los efectos de desbordamiento de sus políticas para evitar los consecuentes impactos graves sobre los países en desarrollo”, señaló Xi.

Subrayó la necesidad de hacer frente a los riesgos para promover la recuperación estable de la economía mundial y señaló que el entrelazamiento de los riesgos como el desorden en las cadenas globales industriales y de suministro, la constante alza de los precios de los productos básicos y el suministro energético limitado ha hecho la recuperación económica aún más incierta.

Al señalar que la tendencia de la globalización económica no se detendrá, instó a los países de todo el mundo a defender el verdadero multilateralismo, insistir en eliminar las barreras en lugar de erigir muros y elegir la apertura sobre el aislamiento y la sinergia sobre el desacoplamiento, a fin de avanzar en la construcción de una economía mundial abierta. Xi pidió reformar el sistema de gobernanza global basado en los principios de equidad y justicia y salvaguardar el sistema multilateral de comercio centrado en la Organización Mundial del Comercio.

Al tiempo que pidió la solidaridad y la cooperación internacionales para vencer juntos la pandemia, enfatizó la necesidad de garantizar la distribución equitativa de vacunas y cerrar la brecha mundial de inmunización. China ya ha enviado más de 2 mil millones de dosis de vacunas a más de 120 países y organizaciones internacionales, afirmó Xi. “En adelante, China va a ofrecer otros mil millones de dosis de vacunas a los países africanos, incluidos 600 millones de dosis donadas, y también donará 150 millones de dosis a los países de la ASEAN”.

Con el fin de cerrar la brecha de desarrollo en todo el mundo, Xi pidió a los países de todo el mundo que participen en la Iniciativa para el Desarrollo Global de China, un bien público abierto a todo el mundo, con la mirada puesta en articularse con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y promover el desarrollo común del mundo. Exigió que se descarte la mentalidad de Guerra Fría y se busque la convivencia pacífica, los beneficios mutuos y las ganancias compartidas. “La historia ha demostrado una y otra vez que la confrontación, en vez de dar solución, sólo trae consecuencias catastróficas. Del mismo modo, el proteccionismo y el unilateralismo no sirven para proteger a nadie, y terminarán por perjudicar tanto a sí mismo como a los demás; la hegemonía y la matonería, a su vez, son no más que prácticas contra la corriente de la historia”, señaló. “Deberíamos persistir en el diálogo y la inclusión en vez de la confrontación y la exclusión, y oponernos a todas las formas de unilateralismo, proteccionismo, hegemonismo y política de fuerza”.

En términos del desarrollo económico de China, Xi afirmó que los fundamentos de la economía china, caracterizados por una fuerte resiliencia, enorme potencial y sostenibilidad a largo plazo, permanecen sin cambios. “Tenemos plena confianza en el futuro de la economía de China”, agregó. Asimismo, Xi reiteró que China sigue comprometida con la reforma y la apertura y sostuvo que “brindará un trato nacional a las empresas extranjeras y promoverá una cooperación de alta calidad en la Franja y la Ruta”.

También enfatizó que el país seguirá trabajando hacia sus objetivos de pico y neutralidad de carbono para honrar su compromiso con la comunidad internacional y satisfacer la demanda de su desarrollo de alta calidad.

Temas relacionados: