Descubrimientos arqueólogicos

Los hallazgos estelares de la arqueología china en 2023

Los 10 principales descubrimientos del año pasado anunciados en Beijing entre 22 finalistas

Por UNO

Los sorprendentes esfuerzos realizados por los arqueólogos chinos el año pasado han llenado muchas lagunas en el conocimiento sobre el origen de los seres humanos y la formación de la civilización china. Esto se puso de manifiesto con la lista de los 10 principales descubrimientos arqueológicos de China en 2023, que fue anunciada por la Administración Nacional del Patrimonio Cultural en Beijing el 22 de marzo.

Los hallazgos estelares fueron elegidos entre 22 finalistas de más de 1.600 proyectos arqueológicos desarrollados el año pasado mediante votación general por 21 expertos de primer nivel provenientes de institutos y universidades de China.

La mitad de los finalistas son sitios prehistóricos, señaló Wang Wei, director del Departamento Académico de Historia de la Academia de Ciencias Sociales de China, que también es uno de los jueces.

El sitio paleolítico de Bashan en el condado de Yishui, provincia de Shandong, se destaca porque muestra la historia de desarrollo consecutivo de la gente y su cultura en el área desde hace unos 10.000 a 100.000 años.

Una hipótesis influyente sugiere que el Homo sapiens se originó en África. Una referencia importante es que nunca antes se habían encontrado pruebas de actividad humana de hace 50.000 a 100.000 años en el este de Asia.

“El grupo de sitios de Bashan llena el vacío y, por lo tanto, tiene un papel clave en los estudios arqueológicos del Paleolítico del este de Asia”, sostuvo Wang Youping, profesor de la Universidad de Pekín.

El complejo neolítico de Keqiutou, que data de hace 3.000 a 7.500 años en el condado de Pingtan, provincia de Fujian, ofrece indicios clave para determinar los medios económicos de la población en lo que hoy es la costa sureste de China y la expansión de los pueblos austronesios a través del océano Pacífico.

“No solo dependían de la pesca, sino también de la agricultura para ganarse la vida”, afirmó Chen Xingcan, director del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias Sociales de China. “Este proyecto enriquece nuestra comprensión sobre cómo los pueblos antiguos aprovechaban los recursos marinos y practicaban la agricultura prehistórica”.

El sitio neolítico de Qujialing, que data de hace entre 4.200 y 5.900 años, en Jingmen, provincia de Hubei, junto al río Yangtsé, revela la sabiduría de los pueblos prehistóricos, ya que los arqueólogos han descubierto uno de los sistemas de gestión del agua más antiguos y precisos que puede resistir las sequías e inundaciones y proporcionar agua para riego y uso diario.

“El lugar muestra que la idea de gestión del agua de los pueblos antiguos cambió de la prevención pasiva de las inundaciones al control activo del agua, avanzando en el camino de la adaptación a la naturaleza hasta su transformación”, señaló Zhao Hui, profesor de la Universidad de Pekín.

“De los proyectos se desprende que las excavaciones y los estudios sobre el origen de la civilización en diferentes zonas han recibido una atención sin precedentes”, afirmó Wang Wei.

“Es un fenómeno apasionante. Está claro que el proceso de civilización de diferentes áreas contribuirá a la comprensión del origen y la formación de toda la civilización china y su patrón pluralista e integrado”, añadió.

El sitio de Mopanshan que data de hace 6.000 años en el condado de Langxi, provincia de Anhui, también indica cómo las civilizaciones se vieron complicadas con el Yangtsé.

Algunos hallazgos revolucionaron la comprensión de las personas sobre la dinastía Shang (aproximadamente del siglo XVI al XI a. C.).

El lugar de sepultura de Shuyuanjie en la antigua capital de Shang en Zhengzhou, provincia de Henan, es un descubrimiento muy esperado, ya que los arqueólogos siempre han tenido la esperanza de encontrar un cementerio de alto nivel desde que comenzaron los esfuerzos arqueológicos en la década de 1950, pero hasta ahora no han logrado ningún avance.

En este cementerio se ha desenterrado una gran cantidad de objetos de bronce, que incluyen casi todos los tipos de sus homólogos descubiertos en las ruinas de Yinxu, una antigua capital de Shang en Anyang, provincia de Henan. “Esto significa que el sistema ritual de artículos de bronce se desarrolló en la antigua etapa Shang”, sostuvo Wang Wei.

El yacimiento de Zhaigou, en el condado de Qingjian, provincia de Shaanxi, aportó información sobre las tumbas de los jefes de los estados vasallos de Shang.

“Las tumbas pueden compararse con algunas de las sepulturas de los reyes Shang en las ruinas de Yinxu en su escala. Nos ayudarán a comprender la relación entre la dinastía Shang y los estados vasallos”, indicó Chen, de la Academia de Ciencias Sociales de China.

Algunos otros proyectos revelan productos y negocios antiguos.

Las investigaciones sobre los naufragios número 1 y 2 de la plataforma continental noroeste hallados a 1.500 metros de profundidad en el Mar Meridional de China muestran el floreciente intercambio comercial y cultural a lo largo de la antigua Ruta Marítima de la Seda a mediados de la dinastía Ming (1368-1644).

“Simbolizan que la arqueología submarina de China ha llegado a las profundidades del mar y nos ayudan a comprender la civilización marina en el país”, afirmó Song Jianzhong, investigador del Centro Nacional de Arqueología.

Temas relacionados: