Producción de barcos

Los botes del dragón desde Hunan al mundo

Unos 20 fabricantes de botes del dragón en Miluo, provincia de Hunan, fabrican alrededor de 4.000 botes al año con un valor de ventas de 160 millones de yuanes (U$S23 millones)

Xu Guisheng comienza su trabajo con simples bloques de madera, pero espera que emerjan como creaciones divinas al timón de una gran tradición para las comunidades chinas en todo el mundo.

“Cuando se termina un bote, realizamos una ceremonia para iluminarlo”, expresó el maestro artesano del bote del dragón. “La cabeza también se baña en agua según costumbres locales. Así, las embarcaciones de madera se transforman en dioses dragones”.

Xu, de 64 años, es un artesano de botes del dragón de quinta generación en Miluo, provincia de Hunan, y heredero registrado del patrimonio cultural inmaterial.

La ciudad es conocida como un centro de producción de estos barcos, utilizados en las carreras durante el Festival del Bote del Dragón. También conocido como Festival Duanwu, conmemora el suicidio del poeta patriótico Qu Yuan en el estado de Chu durante el Período de los Reinos Combatientes (475-221 a. C.). El festival, que también consiste en comer zongzi, un plato tradicional elaborado con arroz glutinoso enrollado con hojas de bambú, se celebra el quinto día del quinto mes en el calendario lunar chino, y este año cayó el 3 de junio.

Los artesanos y las empresas de Miluo han preservado y promovido su tradición de fabricar botes del dragón más allá de las festividades locales, aprovechando su experiencia y conocimientos para montar una ola de creciente interés en el deporte y actividades asociadas en los mercados nacionales y extranjeros.

Hay unos 20 fabricantes de botes del dragón importantes en Miluo, que en total fabrican alrededor de 4.000 botes al año con un valor de ventas de 160 millones de yuanes (U$S23 millones), señaló el gobierno local.

Los barcos tradicionales de Miluo son famosos por sus llamativos motivos de cabeza de dragón y cola de fénix, con cascos, remos y timones haciendo juego. Hay embarcaciones grandes, medianas y pequeñas, que van desde los 12 metros de largo hasta los 24 metros, y tienen espacio para unos pocos remeros o hasta docenas de ellos. El ancho de un bote es generalmente de 1,1 metros, lo que se suma a requisitos de producción estrictos y específicos que pueden tardar unos siete días en cumplirse.

La fábrica de Xu, que está a la vanguardia de la industria, produjo casi 150 botes del dragón el año pasado, lo que ayudó a recaudar más de 3 millones de yuanes. “Fabricamos botes del dragón no solo como medio de subsistencia, sino también para transmitir mejor nuestras tradiciones y habilidades”, sostuvo Xu.

Temas relacionados: