China Watch | Ciudad | Museo | Exposición

Los 600 años de la Ciudad Prohibida

La exhibición Esplendor Eterno: seis siglos de la Ciudad Prohibida se inauguró en las Galerías de la Puerta Meridiana el 10 de septiembre y continuará hasta el 15 de noviembre

Una exposición especial se ha montado en la entrada del Museo del Palacio en Beijing, también conocida como la Ciudad Prohibida, para que los visitantes repasen el notable desarrollo de esta maravilla arquitectónica.

La exhibición Esplendor Eterno: Seis Siglos de la Ciudad Prohibida se inauguró en las Galerías de la Puerta Meridiana el 10 de septiembre y continuará hasta el 15 de noviembre. Marca el 600 aniversario de la finalización de la construcción del complejo, que funcionó como el palacio imperial de China de 1420 a 1911.

Te puede interesar...

Veinticuatro emperadores vivieron en la Ciudad Prohibida durante las dinastías Ming (1368-1644) y Qing (1644-1911). Dentro de su área de 720.000 metros cuadrados, hay 1.050 edificios antiguos.

En la exposición se muestran más de 400 reliquias culturales, que reflejan la historia de la construcción de la Ciudad Prohibida, el desarrollo de su diseño y cómo se ha protegido y renovado a lo largo de las décadas. “Las construcciones lujosas fueron el capítulo más espléndido en la historia de la arquitectura china antigua”, sostuvo Wang Xudong, director del Museo del Palacio. “Siempre reflejaron la artesanía del más alto nivel de su tiempo”. La Ciudad Prohibida destaca la importancia de los rituales y la armonía entre los humanos y el cielo, señaló y agregó que también reflejó cómo las diferentes culturas se unen. Por ejemplo, los emperadores Qing, que eran del grupo étnico manchú, introdujeron elementos de su cultura étnica en el complejo y algunos edificios tienen una combinación de bellas artes chinas y occidentales. “La Ciudad Prohibida es también un ejemplo que muestra el carácter inclusivo de la civilización china”, expresó Wang.

Zhao Peng, director del departamento de patrimonio arquitectónico del Museo del Palacio, señaló: “La exposición en las Galerías de la Puerta Meridiana es solo una antesala. Queremos llevar a los visitantes a un viaje a través del tiempo y el espacio”. En 1406, Zhu Di, el tercer emperador de la dinastía Ming, decidió trasladar la capital nacional de Nanjing, capital de la actual provincia de Jiangsu, a Beijing. Después de una década de preparación, se llevó a cabo la construcción de la Ciudad Prohibida en el corazón de Beijing desde 1417 hasta 1420. Aunque el diseño de algunas partes ha cambiado, con la renovación y reconstrucción de palacios, su estructura básica sigue siendo la misma.

El Museo del Palacio se creó en 1925. En 1987, la Ciudad Prohibida se convirtió en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El museo cuenta con 1,86 millones de reliquias culturales y recibió más de 19 millones de visitantes el año pasado. “El Museo del Palacio ha tenido muchos logros en los últimos años en términos de exposiciones, renovación de la arquitectura antigua, estudios académicos, digitalización y muchos otros campos”, sostuvo Hu Heping, ministro de Cultura y Turismo, en la ceremonia de apertura. “Estos logros han rejuvenecido la antigua Ciudad Prohibida. Se ha cumplido un deber con la civilización humana, ya que la Ciudad Prohibida se ha conservado bien, pero necesita nuestros esfuerzos adicionales para contar sus buenas historias y mostrar mejor sus legados culturales en el país y en el extranjero”.