Cumbre del BRICS

La visión de Xi guía el desarrollo global

Expertos elogian a China por su papel en el avance del multilateralismo

Las acciones detalladas, los fondos y la hoja de ruta presentados en el Diálogo de Alto Nivel sobre el Desarrollo Global, así como en la 14ª Cumbre del BRICS, recientemente celebrados y organizados por China, mostraron el sólido compromiso del país para apuntalar el crecimiento global en medio de vientos desfavorables y turbulencias sin precedentes, según líderes y académicos.

Las medidas se dan en un momento en que la gobernanza global y el crecimiento mundial han llegado a una coyuntura muy riesgosa y necesitan desesperadamente solidaridad y esfuerzos concertados entre los países en desarrollo, agregaron.

El 24 de junio, el presidente chino, Xi Jinping presidió el Diálogo de Alto Nivel sobre el Desarrollo Global a través de un enlace de video desde Beijing, reuniendo a las cinco naciones del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), así como a otros 13 países en desarrollo.

Durante la reunión, los líderes expresaron su agradecimiento y pleno apoyo a la Iniciativa para el Desarrollo Global (IDG) y a la Iniciativa para la Seguridad Global, ambas presentadas por China. A su vez, señalaron que estas propuestas representan las inquietudes y necesidades de los países en desarrollo y ayudan a alcanzar un consenso internacional y a movilizar recursos para el crecimiento a fin de acelerar la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU.

Se deben hacer esfuerzos para fortalecer la sinergia entre la IDG y la estrategia de desarrollo regional con el fin de abordar de manera conjunta los desafíos derivados de la pobreza, la desigualdad y el desarrollo.

En el diálogo, Xi anunció otras medidas clave de China para cumplir con la iniciativa, incluida la creación de un Fondo para el Desarrollo Global y la Cooperación Sur-Sur, así como un plan para aumentar la contribución al Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Paz y el Desarrollo .

Además, Beijing establecerá un centro de promoción del crecimiento mundial y una red global de conocimientos para el desarrollo, anunció Xi.

Mientras se explayaba sobre estos anuncios, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, subrayó la lucha de la economía mundial por recuperarse en los últimos años, la creciente brecha Sur-Norte entre los países en desarrollo y los países desarrollados, la falta de impulso para la cooperación internacional para el desarrollo y la marginación de los temas relacionados con el desarrollo en la agenda global.

Las medidas de acción detalladas que prometió Xi marcan “la contribución de China para movilizar recursos para el desarrollo global y acelerar la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU”, sostuvo Wang.

También se dio a conocer en el diálogo una lista de resultados de 32 puntos de acción que cubren ocho áreas: alivio de la pobreza, seguridad alimentaria, lucha contra el Covid-19 y las vacunas, financiación para el desarrollo, cambio climático y desarrollo verde, industrialización, economía digital, y conectividad en la era digital.

La lista incluye planes que tienen por objeto crear una alianza para el alivio de la pobreza mundial y la colaboración en el desarrollo; lanzar acciones especiales para promover la producción de alimentos; y establecer una alianza internacional para la cooperación en innovación, investigación y desarrollo de vacunas.

“China, como el país en desarrollo más grande del mundo, defiende firmemente los intereses de los países en desarrollo y sigue desempeñando un papel importante en la cooperación Sur-Sur”, afirmó Xu Xiujun, director del Departamento de Economía Política Internacional del Instituto de Economía y Política Mundial de la Academia de Ciencias Sociales de China.

“La extensa lista de resultados muestra que China siempre ha sido promotor, impulsor y contribuyente de la cooperación Sur-Sur, así como un líder en la búsqueda de inclusión y colaboración”, señaló Xu.

Aparte de las cinco naciones del BRICS, los otros 13 países que participaron en el diálogo incluyeron a Indonesia, que asumió la presidencia del G20 este año; Tailandia, que tiene la presidencia rotatoria del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico; y Uzbekistán, que ocupa este año la presidencia de la Organización de Cooperación de Shanghai.

En el diálogo también estuvieron presentes los mandatarios de Argentina, que tiene la presidencia rotativa de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños; Camboya, que ocupa este año la presidencia de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático; Fiji, que es el país anfitrión del Foro de las Islas del Pacífico en 2022; y Senegal, el presidente rotatorio de la Unión Africana.

“Los 13 países de la mayoría de los continentes del mundo son delegados convincentes de los países en desarrollo y las economías emergentes”, sostuvo Zhu Jiejin, profesor de estudios de gobernanza global en la Facultad de Relaciones Internacionales y Asuntos Públicos de la Universidad Fudan en Shanghai. Al invitarlos al diálogo, China podría difundir aún más el mensaje de “redirigir la atención global al desarrollo” a otros lugares o foros de gobernanza mundial importantes gestionados por estos países este año, indicó Zhu.

Wang Wen, decano ejecutivo del Instituto Chongyang de Estudios Financieros de la Universidad Renmin de China, indicó: “La cooperación del BRICS significa un verdadero multilateralismo y una mayor eficacia, y es inclusiva, con diferentes ideologías, sistemas políticos y etapas de desarrollo de los países”.

Además, “como el país con la mayor producción económica entre los miembros del BRICS, China se adhiere al concepto de beneficio mutuo y desarrollo común, y trabaja con todas las partes para hacer que la torta sea aún más grande”, señaló.

Temas relacionados: